Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Castilblanco de los arroyos

La Junta esgrime la seguridad para cambiar la vereda Salto de la Trocha

  • Se está señalizando pero la adecuación por Yerbabuena y Cortijo de Campo se aplaza a la espera del Supremo

Los primeros trabajos de señalización, que Medio Ambiente sí que inició esta semana. Los primeros trabajos de señalización, que Medio Ambiente sí que inició esta semana.

Los primeros trabajos de señalización, que Medio Ambiente sí que inició esta semana. / M. G.

Comentarios 1

Es frecuente, al pasar por la SE-5405 en término de Castiblanco, ver a peregrinos que hacen el Camino a Santiago por la Vía de la Plata andar por el arcén, en un tramo de casi 20 kilómetros. Algunos más prudentes optan por coger un taxi en el pueblo hasta la finca pública de Las Navas-El Berrocal, en Almadén, donde pueden seguir campo a través. Ello se debe a que la Vereda del Salto de la Trocha, por la que deberían discurrir a través de las fincas La Yerbabuena y Cortijo de Campo no es accesible. Ni los más mayores de la zona recuerdan el camino expedito.

Sin embargo, el intento por garantizar la seguridad y un tránsito factible -también para usos turísticos o deportivos- llevando la vereda al borde de las fincas se ha topado con una importante contestación de colectivos, como Ecologistas en Acción, que reclaman que el camino se abra pero en su recorrido histórico. El TSJA ha avalado, en una contundente sentencia, el procedimiento que la Junta inició en 2009: descarta anomalías o que no esté justificado un interés público del cambio. Ecologistas ha recurrido al Tribunal Supremo. El Salto de la Trocha fue también uno de los casos esgrimidos el pasado jueves en una protesta ante la Consejería de Medio Ambiente para exigir que se reactive el Plan de Recuperación de Vías Pecuarias sin "políticas serviles" con los propietarios.

En estas circunstancias, la Delegación de Medio Ambiente ha iniciado esta semana los trabajos para señalizar el nuevo camino público con las mismas dimensiones que el histórico y en terrenos de las mismas fincas. Irá paralelo a la carretera, pero separado del arcén y sus servidumbres, con lo que al menos se evitará el peligro que se produce, de hecho, ahora. El delegado territorial de Medio Ambiente, José Losada, ha precisado que en la señalización se gastarán ahora unos 10.000 euros y que hay previstos otros trabajos de adecuación que, seguramente, se retrasen hasta que el Tribunal Supremo se pronuncie.

El expediente para cambiar la vereda se inició hace nueve años a solicitud del Ayuntamiento de Castilblanco y se basaba en "el interés turístico y la accesibilidad del trazado", según Losada. Al margen de la usurpación, el Salto de la Trocha por estas fincas tiene otras dificultades, como desniveles y un arroyo, subraya, y defiende que se ha seguido lo que la ley prevé para estos cambios y niega que se haya actuado en interés de los propietarios. Los dueños de las fincas por las que pasan estas vías pecuarias en pocos casos suelen acceder a abrir los caminos o a negociar un cambio y de ahí muchos litigios.

Ecologistas en Acción, junto a una plataforma con otras 30 entidades, insiste en que la modificación supone la pérdida de todas las conexiones del Salto de la Trocha con otros caminos, así como la "enajenación de espacios auxiliares", como descansaderos, abrevaderos y arroyos por donde discurre el trazado original, delimitado en los años 30 y que explican en gran medida el sentido de estas vías pecuarias y las formas de vida de esta parte de Sierra Morena. Medio Ambiente mantiene que esas conexiones se podrán hacer, pero no por mitad de las fincas. José Losada cita la Vereda de los Contrabandistas, por el otro lado de la carretera. En este caso, la Junta sí tiene un litigio con los propietarios para liberar lo ocupado irregularmente del camino.

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago es uno de los colectivos que se ha sumado a la plataforma que defiende el camino tradicional aunque, según admite su presidente, Juan Ramos, nunca lo han conocido abierto. El tránsito por esta zona de Castiblanco siempre ha sido por el arcén de la carretera y por ello han reclamado que se haga algo para garantizar la seguridad de los peregrinos. Ello se ha interpretado -e incluso la sentencia del TSJA hace referencia a ello- como una petición de la desafectación que se ha hecho. Ramos lo aclara: como peregrinos, probablemente no sean tan combativos como otros colectivos porque su afán no es la confrontación política ni la apertura en sí misma de caminos, pero creen que la seguridad que piden no debe justificar la pérdida de otros valores históricos y paisajísticos. El 8 de abril hay una marcha reivindicativa, que se suspendió hace unas semanas por el temporal, por el Salto de la Trocha. El de siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios