Provincia

Lebrija suspende actividades de recreo en balsas y cauces en prevención por el virus del Nilo

  • El Ayuntamiento va a empezar a fumigar jardines y zonas verdes

  • En la localidad no hay constancia de contagios en humanos, pero sí en cuatro caballos

  • También empieza a actuar contra el mosquito Las Cabezas de San Juan

Una vista de la balsa de Melendo de Lebrija, en cuyo entorno se suelen realizar actividades recreativas.

Una vista de la balsa de Melendo de Lebrija, en cuyo entorno se suelen realizar actividades recreativas. / Juan Carlos Vázquez

La comunidad de regantes que gestiona la balsa de Melendo en Lebrija así como el club de piragüismo Tarfía han decido cesar sus actividades recreativas y deportivas, "por responsabilidad" y como medida preventiva ante el brote del virus del Nilo Occidental que está registrando en zonas de marisma de La Puebla y Coria y del que hay un caso aislado en Los Palacios, según ha informado el Ayuntamiento lebrijano, que destaca que en la localidad no se ha detectado ningún contagio en humanos pero sí en cuatro caballos.

El Ayuntamiento de Lebrija va a iniciar la fumigación de parques y jardines como medida preventiva. Las tareas, realizadas por una empresa especializada, se centrarán principalmente en zonas verdes, parques y jardines en horario a partir de las 19:30 de cada tarde.

También arrancará en las próximas horas con las fumigaciones el Ayuntamiento de Las Cabezas de San Juan, después de la Junta le confirmara el domingo que se han detectado dos caballos infectados por el virus de la fiebre del Nilo. Según el Consistorio, no hay ningún caso en personas en Las Cabezas.

Pero, según destaca, como medidas preventivas y tras pedir instrucciones a la Consejería de Agricultura a través de la Oficina Comarcal Agraria, va a fumigar todas las zonas verdes de Las Cabezas, empezando por aquellas que están próximas a zonas húmedas y arroyos.

Al igual que han hecho las autoridades sanitarias, estos ayuntamientos han recordado en sendos comunicados que la prevención de la infección se basa, fundamentalmente, en evitar la picadura de mosquitos, con el uso de repelentes, difusores eléctricos de insecticidas y mosquiteras, así como dejar apagadas las luces del domicilio cuando no sean necesarias.

Se aconseja, igualmente, evitar zonas de concentración de mosquitos, limpiando aquellas en las que se puede estancar el agua, albercas, lavaderos, fuentes o cualquier recipiente susceptible de acumular agua (macetas, cubos, juguetes...). También se insta al uso de ropa que cubra lo máximo posible la piel, evitar el uso de perfumes intensos, sacudir la ropa si ésta ha sido secada al aire libre e intentar no permanecer en zonas exteriores entre el atardecer y el amanecer.

La fiebre por el Virus del Nilo Occidental, con 42 casos asociados ya a este brote, es una enfermedad transmitida por picadura de mosquitos, pero no existe posibilidad de contagio de persona a persona. En la mayoría de los casos (en un 80%) cursa de manera asintomática y, en el resto, de manera leve, similar a un proceso gripal. La enfermedad dura entre tres y cino días y la recuperación suele ser completa.

No existen medicamentos ni vacunas para tratarla de forma específica. Los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad a niveles más severos son tener el sistema inmunitario debilitado o, en el caso de personas de edades avanzadas, presentar enfermedades crónicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios