San Juan de aznalfarache

Rescatan a un gato que pasó más de un día en una palmera de 15 metros

  • Varios vecinos alertaron a la Policía local, ya que los Bomberos de Sevilla no se hicieron cargo del felino.

  • Tuvieron que recurrir a una empresa de poda para utilizar su escala y acceder al animal.

Un gato negro debajo de un coche.

Un gato negro debajo de un coche. / Archivo

La humilde barriada de Santa Isabel de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), popularmente conocida como la esquina del gato, ha sido recientemente el escenario del llamativo rescate de un felino atrapado durante más de un día en la copa de una palmera de unos 15 metros de altura.

Amadeo Martínez, concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Juan, ha explicado que hace varios días, diversos vecinos de la barriada de Santa Isabel alertaron a la Policía Local de la presencia de un gato en la copa de una palmera de unos 15 metros de altura de la calle Guatemala. "El animal estaba asustado y no podía bajar por sí mismo", ha explicado.

Comenzaron entonces las gestiones para averiguar cómo rescatar al felino, pero los bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe habrían manifestado que la escala de la que disponen "estaba averiada", mientras los bomberos de Sevilla capital no se habrían "hecho cargo" del asunto. Al persistir las demandas ciudadanas respecto a la situación del animal, pues "las redes sociales echaban humo" reclamando una solución, se decidió recurrir a una empresa contratada poco antes para podar varias palmeras en la localidad, según el concejal.

Al contactar con esta empresa, Antonio Casado, responsable de la misma, habría explicado que si bien estaba realizando un trabajo en el municipio de Los Corrales, de inmediato se desplazaría hasta San Juan para hacerse cargo del rescate.

Rápida reacción

Y en efecto, en apenas "una hora y 20 minutos", según Amadeo Martínez, este hombre especializado en trabajos en altura estaba ya en San Juan de Aznalfarache.

Allí escaló el tronco de la palmera hasta la copa de la misma, logrando llegar hasta el felino, que presa "del miedo" repelía los intentos del operario por rescatarlo. El especialista, según el relato del concejal, logró finalmente capturar al felino e introducirlo en un saco que portaba para su transporte hasta el suelo, si bien descendidos "dos o tres metros" del tronco de la palmera, el gato se zafó, abandonó el saco y se precipitó al vacío.

Empero, el animal cayó en un parterre poblado de vegetación que habría amortiguado su caída, sobreviviendo a la misma y huyendo rápidamente del lugar. Amadeo Martínez, en ese sentido, ha expuesto que la buena salud del gato tras el mencionado rescate ha quedado patente en las diversas fotografías que ya circulan con imágenes del animal deambulando por el barrio, tras haber pasado "un día o más" en la citada palmera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios