Sanidad

El SAS prepara denuncia por detención ilegal y coacciones a la doctora de El Garrobo

  • La médica, a la que un piquete que protestaba por la falta de médicos le impidió salir al terminar su jornada, también ha puesto denuncia ante la Guardia Civil

  • La Junta ha activado el protocolo de agresiones a sanitarios 

Un cartel anunciando que no habría médico durante dos días, que desencadenó la protesta. Un cartel anunciando que no habría médico durante dos días, que desencadenó la protesta.

Un cartel anunciando que no habría médico durante dos días, que desencadenó la protesta. / D. S.

Los servicios jurídicos del SAS están preparando una denuncia por los hechos que se produjeron, el pasado sábado 24 de agosto, a las puertas del Centro de Salud de El Garrobo, cuando un grupo de vecinos que protestaba porque el municipio iba a estar sin médico de urgencias durante 48 horas impidió, supuestamente, que la doctora que había en el centro saliera al finalizar su jornada laboral hasta hasta que llegó otro médico. 

A pesar de que el alcalde, Jorge Bayot (Adelante), ha insistido en que se trató de una concentración pacífica y en que no se retuvo a la doctora en contra de su voluntad, los servicios jurídicos del SAS consideran que estos hechos son graves y se pueden calificar como "detención ilegal" y "coacciones", según han explicado fuentes de la Consejería de Salud y Familias. 

Al margen de esta denuncia que prepara el SAS, se ha activado también el protocolo de agresiones a sanitarios con el que cuenta la Junta de Andalucía.

En virtud del mismo, se ha acompañado a la médica en la denuncia que ha interpuesto ante la Guardia Civil y se le dará asesoramiento jurídico durante todo el proceso. El protocolo contempla también apoyo psicológico en caso de que sea necesario. 

Una protesta improvisada

La movilización, en la que participó el propio regidor, se produjo después de que el Distrito Sanitario Norte informara, el viernes 23 de agosto, de que, debido a las bajas y las vacaciones, no habría médico de guardia en El Garrobo durante el fin de semana del 24 y el 25 de agosto. 

Según el regidor, la idea de la movilización se difundió por mensajes de whatsapp y otras redes sociales. El municipio tiene unos 800 vecinos, pero la población se duplica en estas fechas. La mayoría son personas mayores, con dificultad para desplazarse a otros puntos.

Un centenar de ellos, aproximadamente, se concentraron ante el centro de salud a primera hora de la mañana del sábado, cuando la doctora terminaba su jornada laboral. 

Según ha denunciado el Colegio de Médicos de Sevilla, el "piquete" impidió que la doctora se fuera hasta que no llegara otro médico, unas tres horas después. 

Según han expresado algunos de los manifestantes por redes sociales, no se la forzó para que lo hiciera y, cuando se aseguró que habría otro médico, se le agradeció su implicación y se la aplaudió. La doctora avisó a la Guardia Civil de la situación. 

Representantes de colectivos sanitarios han censurado duramente lo ocurrido y han lamentado que se instrumentalice de esta forma a una trabajadora en una protesta por un problema problema estructural o de organización del sistema.

El Colegio de Médicos de Sevilla ha mostrado su respaldo a la facultativa y ha señalado que sí se profirieron amenazas y coacciones y que incluso se colocaron coches "a modo de bloqueo".

El Sindicato Médico también ha calificado de "extraordinaria gravedad" lo ocurrido y ha lamentado los "déficits estructurales" del sistema sanitario público en Andalucía, que están derivando en situaciones como esta en un "verano crítico" por el brote de listeriosis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios