Sanidad

Una protesta por falta de médicos deja 'retenida' varias horas a una doctora en El Garrobo

  • El Colegio de Médicos censura lo ocurrido y muestra su solidaridad con la facultativa

  • El alcalde insiste en que fue una protesta pacífica y señala que decir que se la retuvo contra su voluntad es "tergiversar"

  • Los hechos se produjeron después de que el SAS comunicara que no se podrían cubrir las urgencias durante 48 horas

Plaza del Ayuntamiento del Garrobo Plaza del Ayuntamiento del Garrobo

Plaza del Ayuntamiento del Garrobo / DS

El Colegio Oficial de Médicos de Sevilla ha mostrado su "apoyo y solidaridad" con una médico del centro de salud de El Garrobo que, según denuncia, el 24 de agosto, sufrió la acción de un "piquete" de vecinos que se movilizaron ante la previsión de que iban a estar sin médico de urgencias durante 48 horas.

Ello le impidió salir al término de su jornada laboral hasta varias horas después. "Ante la gravedad de los hechos", según subraya el colegio en un comunicado, incluso tuvo que acudir la Guardia Civil.

El incidente se produjo el sábado por la mañana después de que el Ayuntamiento de El Garrobo (una de las localidades más pequeñas de Sevilla, con apenas 800 habitantes y mucha población envejecida) trasladara a los vecinos una comunicación del Distrito Norte del SAS:  debido a las bajas médicas y las vacaciones, el centro no iba a tener médico de urgencia los días 24 y 25 de agosto.

Ello provocó un importante malestar en la población, con dificultad para desplazarse a otras zonas para el médico. Además, el número de residentes se duplica durante estas fechas. El municipio de referencia para urgencias sería Gerena, a 15 minutos en coche.

El alcalde, Jorge Bayot (Adelante), señala que la idea de la protesta se difundió a través de mensajes de Whatsapp y otras redes sociales.

Alrededor de un centenar de personas se concentraron el sábado ante el consultorio, a la hora prevista de salida de la doctora, entre las 08:30 y las 09:00 horas. 

Pero, en contra de lo que apunta el Colegio de Médicos, señala que no se retuvo a la facultativa contra su voluntad, que eso es "tergiversar" las cosas. La concentración fue pacífica, insiste. 

Durante las tres horas, aproximadamente, que después de su hora prevista de salida la doctora permaneció en el puesto, se estuvieron haciendo gestiones con el director del Distrito Sanitario y la delegada territorial de la Junta para que El Garrobo no se quedara 48 horas sin médico, insiste.

La versión que traslada el Colegio de Médicos sí describe cierta tensión. Así, relata  que le impidieron la salida de su consultorio y se profirieron "amenazas, coacciones e incluso colocando coches a modo de bloqueo".

"La médico no pudo abandonar el centro hasta pasadas unas horas, cuando otra facultativa se presentó voluntariamente para relevar el servicio, sin que estuviera previsto", apunta el comunicado.

El Colegio de Médicos asegura que se ha puesto en contacto con la colegiada y le ha ofrecido todo su apoyo, pero recuerda también las "complicadas circunstancias que, en demasiadas ocasiones, los facultativos deben desempeñar su trabajo".

"Igualmente censuramos el hecho inexplicable que desde una corporación municipal se justifique y aplauda este tipo de comportamientos", apostilla el colegio profesional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios