Francisco José Toajas | Alcalde de Las Cabezas y vicepresidente de la Diputación

“Un tercer carril en la AP-4 tiene más sentido que desdoblar del todo la N-IV”

  • Apuesta por ampliar la autopista, ya sin peaje, y la A-471 para articular el Bajo Guadalquivir

  • El edil defiende que la agroindustria y unas comunicaciones eficaces son las claves para que los pueblos no se vacíen

El alcalde de Las Cabezas de San Juan, Francisco José Toajas (PSOE). El alcalde de Las Cabezas de San Juan, Francisco José Toajas (PSOE).

El alcalde de Las Cabezas de San Juan, Francisco José Toajas (PSOE). / José Ángel García

Francisco José Toajas (perito agrícola, 49 años) es uno de los alcaldes del PSOE con cierta proyección y no sólo por haber revalidado una mayoría absoluta en Las Cabezas de San Juan –municipio de 16.400 vecinos que preside desde 2007, en el Bajo Guadalquivir que vive un momento dulce por el fin del peaje–, sino porque es de los pocos que, a contracorriente en Sevilla, apostó por el sanchismo, término que no le gusta.

La entrevista es el jueves 23, recién llegado de Madrid. Esa tarde, había una reunión convocada por nuevos críticos del PSOE, aunque asegura no tener más información que lo publicado. Defiende la legitimidad de cualquier propuesta, pero también se remite a los cauces y los tiempos que el partido ha fijado para debatirlas.

–¿Su visita a Madrid es por algún compromiso para Las Cabezas?.

–Hemos analizado con la jefa de gabinete de la vicepresidenta Carmen Calvo su implicación en la conmemoración del Bicentenario del Pronunciamiento Riego en Las Cabezas y el Trienio Liberal (1820-1823). Es catedrática de Derecho Constitucional y coincidimos en que, salvando distancias, hay paralelismos entre esa etapa y el momento social y político actual. A partir de actividades culturales se pueden generar debates políticos sobre los valores liberales del constitucionalismo del XIX y los de hoy.

–¿Qué paralelismos?

–Entiendo que estamos en un momento reconstituyente. Se están cuestionando consensos políticos y sociales que nos han dado el más reciente periodo de convivencia pacífica, se plantea si la arquitectura constitucional responde a todos los anhelos, necesidades y demandas de la ciudadanía. La conmemoración del nacimiento del constitucionalismo en España, y casi en Europa, con la aplicación de la Constitución de 1812, puede ser una oportunidad para plantear debates alejados de la confrontación partidaria.

–¿Qué puede avanzar del programa de actos?

–Se prolongará los tres años y tendrá dos niveles. A nivel local, llevamos tiempo poniendo en valor a Riego y celebraremos la 13 edición de la Recreación Histórica, el fin de semana después de Semana Santa, con entidades de toda Andalucía. En las últimas ediciones han participado unas 600 personas. La reunión en Madrid ha sido para ver la temporalidad de la participación de la vicepresidenta. Presidirá un comité nacional de honor, al que invitaremos a la Junta, el Congreso, el Principado de Asturias, los ayuntamientos de Las Cabezas y Tineo, la Diputación y las universidades de Oviedo, Sevilla, Olavide y Cádiz...

–¿Qué balance hace de 23 días sin peaje después de 48 años?

–La AP-4 tiene más carga de tráfico, sobre todo de mercancías. Para Las Cabezas, que mira a Sevilla para cuestiones administrativa y a Cádiz, sobre todo a Jerez, en sus relaciones comerciales, supone una oportunidad, por su situación geográfica. Vamos a convocar al Consejo Económico y Social de Las Cabezas y las primeras propuestas que veremos irán en ese sentido.

–Había avanzado la necesidad de nuevos enlaces con Las Cabezas.

–Sí. Hemos planteado que además del actual enlace, donde estaban las cabinas de peaje, se cree otro en el área de servicio del Fantasma, a menos de un kilómetro de la estación de tren, en cuyo entorno hay importantes actividades agroindustriales relacionadas con el tomate, el concentrado de tomate y una gran inversión en el silo para el almacenamiento y procesado de cereales sin gluten y súper alimentos. La producción agroindustrial de la Marisma del Guadalquivir –de Los Palacios a Lebrija– es de las más intensas de Andalucía junto a la de los frutos rojos en Huelva y la de Almería, y tiene salida por los puertos de Sevilla y Cádiz. Las Cabezas está 25 minutos de ambos y ese enlace es clave. Hemos llevado la propuesta a la Dirección General de Carreteras. Los enlaces, en los que se pincha en la autopista, existen, pero habría que habilitar las glorietas de acceso a través de una carretera de la Diputación. La intervención no es de gran envergadura.

–Y sin peaje, ¿tiene sentido desdoblar la N-IV más allá de Los Palacios?

–Ese es el otro tema que queremos proponer desde Las Cabezas. El desdoble se planeó cuando se quiso levantar el peaje y no se logró, por los costes económicos. Se hizo un estudio y se eligió un trazado que va de Dos Hermanas a Los Palacios, en ejecución, que conectaría con la N-IV por el Torbiscal y cogería el eje de la A-471 que pasa por Las Cabezas hacia El Cuervo. Creo que esas fases hay que replanteárselas. Está claro que este verano la AP-4 sufrirá momentos de colapso por el tráfico a las playas, pero la alternativa más razonable es ampliarla con un carril más por sentido.

–¿Como en la A-49 a Huelva?

–Sí. La AP-4 se diseñó con esa previsión. La inversión hasta el Aeropuerto de Jerez es infinítamente más económica, tiene más sentido que el desdoble. Lo más urgente sería el tramo Dos Hermanas-Las Cabezas, donde está la entrada masiva del tráfico de playas. Vamos a hacer una propuesta y me consta que en Fomento tiene buena acogida técnicamente. Con las infraestructuras, hay que plantear un debate y priorizar, sobre todo cuando se sabe que va a tener que aumentar el gasto social por las pensiones, sanidad, educación.... La opción más razonable para el eje Sevilla-Cádiz es ese tercer carril. Los alcaldes deberíamos ponernos de acuerdo en esa reivindicación, junto al desdoble de la A-471 desde Las Cabezas hasta Sanlúcar de Barrameda. La Costa de la Luz es la que descarga tráfico en el eje Sevilla-Cádiz. Esas dos obras vertebrarían y pondrían a la comarca del Bajo Guadalquivir en la mejor posición para la competitividad territorial.

–Los datos del paro evidencian que aumentó en el último año en Las Cabezas. Tiene casi 2.000 desempleados. ¿Es el gran problema a combatir?, ¿cómo?

–Las Cabezas está en el centro de un triángulo con municipios de más envergadura y recursos para promover su desarrollo. No está ni en el área metropolitana de Los Palacios y Utrera, ni en la costa. Nuestras opciones están en el desarrollo agroindustrial con esas vías de comunicación, en el entorno de la estación y en las posibilidades logísticas. Podemos complementarlo favoreciendo actividades como las visitas al municipio, con el recreacionismo y la Vía Augusta al Camino de Santiago.

–¿Usan sus vecinos el tren de Cercanías?

–Sí. Ahora más, porque se puso hace seis meses una línea de bus, hasta la estación, a cuatro kilómetros.

–Pese al paro crecen en población. Dado que el fenómeno contrario preocupa, ¿cuáles son las claves que no se vacíen los pueblos?. Le pregunto también como vicepresidente de la Diputación.

–El despoblamiento tiene dos tipos de causas, una no es propia de los pueblos y se debe a la bajada de la natalidad. La otra sí tiene que ver con las condiciones de vida que se ofrecen. A priori, si preguntas, casi todo el mundo dice que prefería vivir en un pueblo, pero si está bien conectado y tiene unos servicios aceptables. Es acertado que la Diputación se haya planteado políticas específicas para municipios que pierden población. El eje Sevilla-Cádiz resiste como lo hacen los pueblos cuyo sistema económico se apoya no sólo en la agricultura, sino en una industria asociada y con un sector servicios importante, así como buenas comunicaciones, como el tren, que permitan a estudiantes y trabajadores ir y volver a la capital sin desvincularse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios