Brenes

Los profanadores del cementerio no se llevaron nada

  • El Ayuntamiento repondrá las lápidas, que se quitaron sin partirlas

  • En principio, se descarta que buscaran joyas de difuntos

  • La Guardia Civil ha recogido huellas 

Uno de los panteones del cementerio de Brenes. Uno de los panteones del cementerio de Brenes.

Uno de los panteones del cementerio de Brenes. / Raúl Caro / EFE

Comentarios 2

La Guardia Civil y la Policía Local de Brenes siguen investigando los actos vandálicos que se produjeron la madrugada del sábado al domingo en el cementerio del municipio, en el que uno o varios desconocidos intentaron profanar varios enterramientos. Según ha confirmado el alcalde, Marcelino Contreras, los autores no se llevaron absolutamente nada, ni siquiera elementos ornamentales de valor o metálicos que hubieran podido reportar algún ingreso si se venden, ni las herramientas que usan los sepultureros.

Tampoco causaron daños de importancia en las dos lápidas que lograron retirar, que depositaron en el suelo y no se han partido. Van a ser respuestas. El regidor descartó en principio que los autores de estos hechos fueran buscando joyas de personas fallecidas, como se ha dicho. “Es sólo una especulación”, señaló el edil, que no quiso dar más detalles de la investigación que está abierta, para no interferir en la misma. Sólo apuntó que se han recogido huellas en el lugar.

El Ayuntamiento de Brenes ya ha contactado con los familiares de los difuntos en cuyos nichos se han producido estos daños y, de acuerdo con los mismos, se encargará de dejarlo todo como estaba. Según ha precisado Contreras, los desconocidos han retirado dos lápidas de dos nichos, que quitaron al completo, sin partirlas, y que depositaron en el suelo. En uno de los nichos, llegaron a tirar del féretro que había en el interior, que movieron entre 10 y 15 centímetros, pero sin llegar a sacarlo fuera, como se ha llegado a decir.  Se trata de dos tumbas diferentes, que no tienen que ver entre sí, una de una señora fallecida en 1989 y otra de una inhumación más reciente, de octubre del año pasado.

En un panteón, también intentaron mover la losa superior de un enterramiento, que desplazaron unos tres centímetros y, en otro, han roto la pletina de hierro del cierre. Todos estos enterramientos se encuentran en lugares distintos del camposanto, ni siquiera en una zona concreta.

El asalto en el cementerio de San Sebastián ha causado una importante consternación en Brenes y el hecho de que no se llevaran nada ha provocado todavía más desconcierto entre las autoridades. Marcelino Contreras ha señalado que en el camposanto sólo se habían dado, ocasionalmente, algunos pequeños robos de jarrones o elementos de las tumbas, pero eran de poca importancia. Hace décadas sí se habla de un acto de profanación mayor. Este lunes, muchos vecinos seguían acudiendo al cementerio para comprobar el estado de las tumbas de su familiares.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios