Provincia

Una discoteca de Arahal suspende sus conciertos tras hacerse viral un vídeo de una multitudinaria fiesta

  • Los responsables del local afirman que la situación "se descontroló" durante una actuación y aseguran que se han anulado todos los actos previstos durante el verano

Imagen cedida por la discoteca donde muestra el cumplimiento de las medidas de seguridad. Imagen cedida por la discoteca donde muestra el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Imagen cedida por la discoteca donde muestra el cumplimiento de las medidas de seguridad.

"La situación se descontroló". Así explican los responsables de la discoteca Borakay de la localidad sevillana de Arahal el incidente vivido el pasado viernes en esta conocida terraza de verano tras hacerse viral un vídeo publicado en las redes sociales de El Mundo en el que se aprecia como varias decenas de jóvenes disfrutan de una multitudinaria fiesta sin mascarillas y sin respetar la distancia de seguridad.

La rápida difusión de estas imágenes y el consiguiente deterioro de la imagen de esta discoteca sevillana han llevado a los responsables del local a pedir disculpas y anunciar la suspensión de toda su programación prevista durante el verano "para evitar nuevamente aglomeraciones", reconociendo que precisamente fue debido a la actuación de un conocido artista el pasado viernes 24 por la que resultó "inevitable" que buena parte de los asistentes "abandonaran sus sillas y se fueran aglomerando en torno a la pista para ver más de cerca la actuación", pese al trabajo del personal de seguridad, admiten a través de un comunicado publicado en su canal de Facebook.

En el mismo escrito, reconocen que hasta ese momento todos sus clientes se encontraban "correctamente situados y dispuestos en sus mesas", donde además, aseguran, se les organiza a través de pulseras de colores para controlar "que se encuentren correctamente situados". 

Las mismas fuentes, que acompañan el comunicado con fotografías que muestran el distanciamiento social cumplido por sus asistentes, defienden haber cumplido "en todo momento" las medidas marcadas por las autoridades sanitarias e incluso, subrayan, la obligatoriedad de usar mascarillas en el local antes de que la Junta así lo dictaminara. "Anterior a que la Junta de Andalucía obligara el uso de mascarilla para acceder y desplazarse por nuestro recinto, Borakay ya cumplía e imponía esa normativa a sus trabajadores y clientes", recoge el escrito y asegura que la entrada al local se hace mediante cita previa y tras un control por parte de los vigilantes de seguridad tanto del uso de mascarilla como del lavado de manos con los geles hidroalcohólicos de los que dispone la empresa y una toma de temperatura.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios