Provincia

La familia de Maloma lleva "cinco meses" sin saber "nada" de ella

  • Los padres adoptivos de la joven de origen saharaui se reúne con el Ministerio de Exteriores y está a la espera de formalizar una cita con Juanma Moreno y Marta Bosquet. Insisten en que su hija está privada de libertad.

Los padres adoptivos de Maloma, José y Mari Carmen. Los padres adoptivos de Maloma, José y Mari Carmen.

Los padres adoptivos de Maloma, José y Mari Carmen. / EFE

Comentarios 4

La familia adoptiva de Maloma, la joven natural del Sáhara Occidental y nacionalizada española al ser adoptada por este matrimonio de Mairena del Aljarafe (Sevilla), ha visitado el Ministerio de Asuntos Exteriores, ante cuyos responsables ha alertado de que lleva "cinco meses sin comunicación" con la joven ni "información" alguna respecto a su situación y la del hijo de ésta.

Maloma, la joven de origen saharaui, en un viaje a Londres. Maloma, la joven de origen saharaui, en un viaje a Londres.

Maloma, la joven de origen saharaui, en un viaje a Londres. / M. G.

Mientras el pasado mes de diciembre se cumplían ya tres años desde que Maloma fuese retenida por su familia biológica en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia), y el caso ha evolucionado a una situación en la que la propia joven ha negado a través de vídeos que esté secuestrada, el padre de Maloma ha insistido en sus reivindicaciones ante los responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores. Y es que "Maloma ha desaparecido por completo, ya que no sólo no mantiene comunicación con nosotros, sino que no ha vuelto a contactar con sus amigas, a quienes de vez en cuando daba señales de vida".

Para Morales, "el Ministerio sigue topando con el hermetismo del Frente Polisario, que se niega a reconocer que Maloma está secuestrada, sin libertad ni derechos, y que no tiene autoridad para hacer frente a la imposición de la tribu" a la que pertenece la familia biológica de la joven. A su juicio, "el hecho de que haya dos españolas, Maloma y su hija, en unas condiciones como las que están viviendo, sin poder comunicarse siquiera, es una preocupación constante y latente en el Ministerio, que está coordinando esfuerzos para la actuación en favor de una libre declaración de Maloma, lejos de los campamentos y en pleno ejercicio de sus derechos, con su hija en brazos".

Morales, en ese sentido, ha insistido en que continuará con su "lucha", pese a que "Maloma esté siendo utilizada para campañas propagandísticas del Frente Polisario, intentando por todos los medios que desistamos". De hecho, ha informado de que está pendiente de que se formalicen reuniones con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y con la presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet, que se gestionan desde el pasado mes de enero.

Más de tres años sin Maloma

Aquel 12 de diciembre de 2015, recordémoslo, Maloma estaba en los campamentos de refugiados saharauis, en el marco de un viaje cursado para visitar a su familia original a cuenta de una enfermedad que sufría su madre biológica, cuando según sus padres adoptivos habría sido "secuestrada" por su familia original.

Desde entonces hasta ahora, como se ha señalado, el caso de Maloma ha deparado diferentes giros. Y es que si bien la familia española de la joven recuerda que la misma viajó a Tinduf "con billete de vuelta" y habría sido retenida en contra de su voluntad, en febrero de 2017 circulaba un vídeo en el que la propia Maloma negaba que estuviese "secuestrada por el Frente Polisario, por Argelia", por su familia biológica o "por nadie". "Estoy aquí porque yo quiero. Es mi deseo estar una temporada con mi gente", enfatizaba, avisando de que "se está formando una bola increíble" en torno a su situación.

La joven incluso contrajo matrimonio en los citados campamentos y ha tenido descendencia allí, toda vez que la familia española de Maloma insiste en que antes del último vídeo y de la boda, ella misma habría trasladado, mediante una conversación telefónica, "que estaba deseando volver" a España.

La familia adoptiva de Maloma, en cualquier caso, insiste en que la joven "ha sido víctima de un matrimonio forzado" y no goza de libertad, reiterando su demanda de que Maloma pueda regresar a España para que, en plena libertad y pleno ejercicio de sus derechos, declare "dónde, cómo y con quién quiere vivir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios