Campiña y sierra sur

Las restricciones por el nivel de benceno en el agua siguen en Écija y Marchena

  • Salud autorizó ayer el consumo en Herrera y Paradas

  • Ecologistas critica la gestión del consorcio y exige transparencia

Una vecina consulta a un operario que surte agua de un camión cisterna. Una vecina consulta a un operario que surte agua de un camión cisterna.

Una vecina consulta a un operario que surte agua de un camión cisterna. / juan carlos vázquez

La Delegación Territorial de Salud declaró ayer apta para el consumo el agua de Paradas y Herrera, dos de los 15 municipios del Consorcio de Aguas del Plan Écija que estaban afectados por niveles altos de benceno y en los que el consumo se prohibió el domingo. Según los alcaldes y la Junta, la declaración llega después de tres analíticas, con muestras tomadas en días consecutivos en el mismo lugar, en las que los parámetros han estado por debajo de 1 microgramo de benceno por litro. Como han hecho con los otros once municipios en los que el agua ha vuelto a declararse apta, la Junta ha ordenado que se hagan análisis diarios de benceno en los depósitos municipales, además de uno semanal, durante siete meses.

Made with Flourish

Las restricciones sólo se mantienen en Écija, el municipio más cercano a la planta de tratamiento en la que se originó la contaminación y en donde el consumo se prohibió el sábado 5, y Marchena, que fue de los primeros en empezar con las restricciones, el jueves 3 de diciembre, junto a La Luisiana.

En Marchena, donde el agua en baja (la red interna) no la gestiona la empresa del Consorcio sino Hidralia, la alcaldesa, María del Mar Romero, informó que se están tomando muestras en siete puntos distintos de la red, que se envían a Madrid para su análisis. En seis puntos ya se ha confirmado que el agua cumple con los parámetros y sólo faltaría la tercera muestra de uno más.

El alcalde de Écija, David García Ostos, explicó que la empresa que gestiona el agua en baja en la localidad, Aquacampiña, ha establecido también distintos puntos de análisis al margen del que hace el Plan Écija en las infraestructuras que llegan al municipio y se han obtenido "otros resultados". Hay que esperar a que los parámetros se cumplan en todos y no fue hasta el día 7 cuando se registraron niveles por debajo de lo permitido.

Si las nuevas muestras salen también por debajo de los límites, se podría recomendar de nuevo el consumo humano para el jueves o el viernes. Sobre por qué el descenso de los niveles está siendo más lento en Écija, asegura que se debe a que en otras localidades hay depósitos de agua que se han purgado o vaciado antes de llegar a la red interna o en baja. Pero en Écija el agua llega directamente.

Por otro lado, Ecologistas en Acción ha lamentado que el Consorcio de Aguas del Plan Écija haya actuado "tarde, mal y confundiendo a la población durante varios días" con esta crisis. Ha exigido más "transparencia", que se aclare cuándo se detectó por primera vez el benceno y si se está ahorrando con productos de mala calidad para compensar la caída de ingresos por el cese de actividades, ya que el episodio se ha atribuido a un carbón activo que venía defectuoso suministrado por un proveedor que se hizo con la licitación a un precio menor que el anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios