Provincia

La tardanza de los bomberos obliga a vecinos y policías a auxiliar en 2 fuegos

  • Se produjeron con 12 horas de diferencia en una casa y un bloque de pisos

  • Los bomberos tardaron más de 35 minutos desde Mairena

Un bombero del Aljarafe, en una de las casas incendiadas. Un bombero del Aljarafe, en una de las casas incendiadas.

Un bombero del Aljarafe, en una de las casas incendiadas. / M. G.

Los dos incendios en viviendas que se produjeron en Isla Mayor el miércoles, con doce horas de diferencia, han vuelto a evidenciar la distancia que separa al municipio, situado en un fondo de saco por carretera, con los parques de Bomberos que le dan servicio. El más cercano con profesionales es el de Mairena del Aljarafe, que depende de la Mancomunidad, pero cuyos camiones -con años de servicio- tardan más de 30 minutos cargados de agua hasta Isla Mayor por una carretera con sólo un carril por sentido.

Ocurrió cuando acudieron a un fuego -cuyas causas se investigan- que se produjo a las 13:00 del miércoles en una casa pareada. Una patrulla de la Guardia Civil, policías locales y vecinos de Isla Mayor tuvieron que actuar y refrescar la zona con un camión cisterna que se usa para baldear calles y conectando mangueras particulares para que las llamas no se extendieran a las casas colindantes. Sí afectaron al exterior de tres de ellas. Un policía sufrió quemaduras leves en las manos porque entró en la casa ante la sospecha de que había un niño. También tuvo que ser atendido por inhalación de humo un guardia civil, según el alcalde, Juan Molero, y la Policía Local.

El otro incendio se produjo sobre las 01:30 del jueves, en el segundo piso de un bloque de tres plantas y doce viviendas, a las que se accede por una escalera interior. Se vivieron escenas muy tensas por el tiempo de llegada de los bomberos (unos 35 minutos). La mayoría de los residentes lograron salir, pero había una persona bloqueada en un piso enfrente del que salió ardiendo, por el humo que lo llenaba ya casi todo. Un vecino entró a por él y un policía local le siguió, sin equipos de oxígeno. Con el riesgo de sus vidas, lograron sacarle, según las mismas fuentes.

La distancia de Isla Mayor con sus parques de bomberos de referencia aumentó desde que cerró el de Coria del Río, que funcionaba con bomberos voluntarios. En su área también está Pilas, con efectivos de ese tipo. La demora podría haber sido mayor si los bomberos del parque de Mairena hubieran estado atendiendo otra emergencia. Es por situaciones de este tipo, por las que los bomberos reclaman más medios y personal y un parque para los municipios ribereños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios