Sierra Sur

Sin terremotos en el cementerio

  • El sismógrafo que se instaló en Algámitas en febrero apenas registra actividad

  • El Instituto Geográfico Nacional busca ubicación para un medidor permanente en la zona 

Una vista de la entrada del cementerio, cercano a la sierra, en el que se instaló el sismógrafo. Una vista de la entrada del cementerio, cercano a la sierra, en el que se instaló el sismógrafo.

Una vista de la entrada del cementerio, cercano a la sierra, en el que se instaló el sismógrafo. / M. G.

Cuenta Juan Vicente Cantavella, sismólogo del Instituto Geográfico Nacional (IGN), que entre los compañeros bromean con el hecho de que, a veces, cuando instalan medidores para estudiar las réplicas en una zona en la que ha habido una serie de terremotos, suelen encontrarse con lo contrario, con la calma, como si la fuerza telúrica jugara al despiste cuando se intentan desentrañar sus ritmos. Ha vuelto a ocurrir con el sismógrafo que, como “estación temporal”, se instaló en febrero en el cementerio de Algámitas.

Fue después de algunos meses especialmente intensos en pequeños seísmos en la Sierra Sur, que fueron captados por los medidores del entorno y percibidos por la población. Uno de los mayores fue el 5 de octubre, de 4,2 grados en la escala Ritcher y, en enero, se produjeron varios que llegaron a alertar a los vecinos. Con la estación temporal se pretendía medir y estudiar las réplicas que se suelen dar en estos casos. Pero desde que se instaló apenas ha registrado nada.

Para estas estaciones, que envían datos de forma telemática, se suelen buscar puntos alejados de carreteras y zonas industriales que puedan provocar vibraciones que induzcan al error. Y los técnicos del IGN eligieron una caseta ubicada en el mismo cementerio de Algámitas, frente a la sierra del Tablón y estratégicamente situada en mitad de la comarca y entre las provincias de Sevilla y Málaga, pero que no ha aportado datos.

La nueva estación se pretende colocar este mismo año y sería la primera fija en Sevilla

La intención del IGN es retirar ese medidor en “cuestión de semanas”, según avanzó Cantavella. No obstante, se va a instalar en la zona otra estación permanente, que sería la primera en la provincia de Sevilla. La más cercana de este tipo que existe actualmente está en Espera (Cádiz).

Se pretende que el nuevo sismógrafo quede instalado este año, aunque, al tratarse de un punto permanente, requiere de algunos trámites. Se están estudiando distintas localizaciones. En este caso, se busca una zona más remota y alejada y con menos perturbaciones aun que un cementerio.

Se suele colocar en un pozo y se levanta una pequeña caseta, con lo que requiere una mínima instalación y permisos del propietario. Esta zona sur de Sevilla (el entorno de Morón, El Saucejo, Algámitas...) es la que con mayor frecuencia registra terremotos, porque coincide con la franja en la que las Sierras Béticas se topan con la cuenca del Guadalquivir y hay pequeñas fallas, aunque ninguna activa de importancia que se conozca, como sí ocurre en Lorca (Murcia). No obstante, la preocupación aumentó con el incremento de la frecuencia de terremotos a finales del año pasado y el inicio de 2018. 

La estación provisional instalada en el Cementerio. La estación provisional instalada en el Cementerio.

La estación provisional instalada en el Cementerio. / M. G.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios