Provincia

El tránsfuga de Podemos no dimite y dice haber actuado según sus ideales

Comentarios 3

Dos días después del Pleno en el que el socialista Lorenzo Medina fue reelegido alcalde de Guillena con el voto de uno de los ediles de Guillena Sí Se Puede -aunque la formación había firmado un pacto con el PP e IU para investir a Francisco José Vázquez, el candidato de la federación-, Javier Pisonero Campos, el tránsfuga y el hombre más buscado desde que el sábado salió en un coche del Ayuntamiento, ha roto su silencio con una "carta" distribuida por el municipio. En ella, anuncia que no va a renunciar a su acta, es su "herramienta" -dice- para "impedir" en el Pleno que "el PP en Guillena implante en las áreas que gobierne sus políticas nada beneficiosas para el pueblo", y subraya que los 840 vecinos que votaron a la agrupación lo hicieron con un programa que no recogía ese pacto y que, como no puede preguntarles, actuará según sus "principios e ideales".

Pisonero evita así que, con otro concejal de Podemos, el pacto se lleve a efecto con una moción de censura, aunque en su carta niega que "en ningún momento" haya pedido ni recibido "nada a cambio" de votar al PSOE, un partido con el que ya concurrió a las elecciones locales en 2011 y en el que militó hasta 2013. Incluso reta a quien opine lo contrario a denunciarle en los tribunales.

Pisonero admite, sin embargo, que en las dos asambleas que celebró Podemos para analizar si formaba un gobierno alterantivo con el PP e IU, votó a favor, pero porque se dejó llevar, que no tenía claro lo "que estaba pasando realmente" y que, aunque participó en algunas reuniones, desconocía el contenido final del acuerdo, que supondría un "gobierno inestable" de "desencuentros contantes, tres cabezas de lista y la imposición por parte del PP de sus políticas en áreas muy sensibles al ciudadano, con la sartén siempre por el mango, como amenazaron desde la primera reunión". Él apostaba por negociar con el PSOE o quedarse con la oposición, pero que era un "acto consumado".

El escrito llega cuando el número uno de la lista, Manuel Martínez, que era edil de Izquierda Guillena antes de Guillena Sí Se Puede, aún no había podido hablar con él. Martínez explica que invitaron a Pisonero a unirse a la candidatura porque él y su familia son muy conocidos en Torre de la Reina, una zona importante para romper la mayoría absoluta del PSOE y que sabía de su postura crítica con el gobierno local.

El lunes, en otra asamblea de Guillena Sí Se Puede, se acordó crear una plataforma que se va a movilizar para que Pisonero, que quedará como no adscrito, renuncie a su acta y que el alcalde dimita. Guillena Sí Se Puede también pide que lo haga el presidente del PSOE de Sevilla y de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, que en unas declaraciones ha justificado lo ocurrido, pese a que incumple el pacto antitransfuguismo y lo "legítimo" es el pacto entre fuerzas "elegidas democráticamente".

Por su parte, el alcalde socialista, preguntado sobre si negoció con Pisonero para que le votara, asegura que no. Pero que desde el viernes anterior estaba al tanto por "amigos" de que el edil dudaba del pacto con el PP y de que era partidario de negociar con el PSOE. Medina mantenía "cierta esperanza", aunque, insiste, recogió incluso sus cosas personales consciente del acuerdo firmado. Ese pacto contra natura en Guillena se intentó frenar también desde las direcciones provinciales de los distintos partidos implicados y todos los firmantes (los del PP, IU y los de Podemos) recibieron advertencias a las que les hicieron caso omiso. El PSOE de Sevilla también lo puso sobre la mesa al hablar de lo que podía ocurrir en otros pueblos.

El alcalde descarta ahora contar con Pisonero para el gobierno, que formará sólo con los ocho ediles socialistas, y garantizarse la estabilidad, aunque dice ser consciente del "resultado electoral" y del mensaje que le han dado sus vecinos. Como hizo cuando se sentó con otros grupos, como IU, quiere buscar acuerdos puntuales con el resto de fuerzas. "Es difícil trabajar en esta situación y no queremos que lo pague el pueblo", insistió, y pidió, sobre todo, calma porque la situación en Guillena es muy tensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios