Real Betis | Entrevista a Álex Moreno "Ganar al Athletic fue decir: 'cuidado, el Betis está aquí'"

  • Criado en San Sadurní de Noya, el lateral considera clave para su carrera el paso por La Masía en su último año de juvenil

  • Adaptado desde el primer día al Betis, sueña con ganar un título como verdiblanco

Álex Moreno posa subido en una moto en la ciudad deportiva. Álex Moreno posa subido en una moto en la ciudad deportiva.

Álex Moreno posa subido en una moto en la ciudad deportiva. / Juan Carlos Vázquez

–¿Está siendo el Betis lo que esperaba cuando firmó?

–Tenía muchas ganas de venir, estamos viendo ahora un Betis que está consolidado y haciendo bien las cosas. En cada equipo hay exigencia de ganar. Eso es bueno para el equipo y el jugador. Tengo la suerte de adaptarme rápido a los sitios y cuando me he puesto bien físicamente me he sentido cómodo.

–Su verano no fue sencillo. ¿Llegó a pensar que se estropeaba su fichaje por el Betis?

–Se tardó bastante, más de tres meses, pero cuando salió la opción no tenía otra cosa en mente. Tenía muchas ganas de venir aquí, mi ilusión era jugar en el Betis.

–Pero cuentan que lo pasó realmente mal...

–Eso queda entre mi agente, mi abogado y yo, que son los que lo hemos pasado.

–El día de la presentación echó a llorar...

–Lo pasé bastante tiempo mal y ese día exploté de emociones. Fueron tres meses de ilusiones queriendo venir a un club y por fin se hizo realidad. Son emociones que llevas acumuladas, te ponen vídeos de familia, compañeros... Saben dónde dar.

–Hablemos de sus inicios. ¿Qué queda del Álex Moreno que jugaba en las pistas de San Sadurní de Noya?

–Cuando voy al pueblo me encanta recordar viejos tiempos. Mantengo la misma ilusión por el fútbol desde pequeño. También tengo cerca a los amigos de siempre y a la familia.

Álex Moreno, tras el entrenamiento de ayer. Álex Moreno, tras el entrenamiento de ayer.

Álex Moreno, tras el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Vázquez

–En el último año juvenil fichó por el Barcelona. ¿Fue el gran cambio de su carrera?

–Ese paso fue importante. Ahí empecé a crear una trayectoria. Es el mejor club del mundo. Empecé a sentirme importante, crecí y aprendí de los más grandes.

–Usted incluso empezó a entrenarse con el primer equipo...

–Sí, con Guardiola. Fue una gran experiencia que me llevé.

–¿Le dieron algún consejo que todavía recuerde?

–Guardiola nos decía que fuéramos nosotros mismos, a los cuatro o cinco que subíamos. Que íbamos a disfrutar y a entrenarnos como uno más del grupo. Se tenían los nervios lógicos en los primeros días, son momentos que lo mismo no vuelven a pasar. Yo subía para mostrarme y que me vieran.

–Imagino que la velocidad del balón en esos rondos...

–Era otro ritmo, otro concepto. Participé en los rondos y en partidos amistosos que se preparaban. Era mi primera experiencia fuera de casa, en el primer año de La Masía.

–Tras un año allí renunció al Barcelona para marcharse al Llagostera. ¿Qué lo llevó a tomar esa decisión?

–Podría haberme quedado en el Barcelona B, pero había otras maneras de ver el equipo. Eusebio me dijo que contaba conmigo pero que no era una de sus prioridades. Luego nunca se sabe, pero decidí que Llagostera era un buen sitio para aprender como jugador y persona. Era como una familia, además de un equipo con muchos veteranos que me enseñaron otro fútbol.

–El siguiente gran momento en su carrera deportiva llegó en Mallorca. De fichar por el filial a hacerse titular...

–Sí, mi agente me comentó esa posibilidad y le dije que hacia delante. Quería dar ese paso, aunque al principio era con ficha del filial. Había bajado a Segunda e iba con la esperanza de hacerme un hueco. José Luis Oltra me llevó de pretemporada y fue el que me dio la confianza.

–También fue importante pasar a jugar de lateral. Creo que fue Rubén Baraja el primero que lo colocó en ese puesto.

–Yo siempre había jugado de extremo o mediapunta hasta la cesión en Elche. Allí también empecé de extremo con Álex Martínez detrás. Pero en un partido la última media hora me puso de lateral y Baraja vio cosas que le gustaron. Luego cuando vino al Rayo decidió ponerme ahí.

–Y de lateral se ha consolidado en la élite...

–Ahora mismo es una posición muy buscada, un lateral con proyección, con ese despliegue, está muy de moda. Puedo jugar de extremo, carrilero o lateral, a mí me sirve para jugar y adaptarme. Cuando un jugador tiene ese pulmón y esa manera de jugar de subir mucho la banda... Me siento cómodo yendo al espacio, que me la den larga y sentirme importante en ataque.

–¿Tuvo alguna referencia para jugar en esa posición?

–A mí me comparaban con Tello cuando jugué de extremo y con Jordi Alba cuando empecé en el lateral. Tú puedes ver partidos, pero jugando eres tú y como te sientes tú. Luego ves los errores en los vídeos y aprendes.

–Su ídolo era Messi y al final ha conseguido tener esa foto con el argentino en el Camp Nou...

–Compartir vestuario con él y jugar contra él en el Camp Nou ha sido increíble. Por distintos caminos se puede llegar a cumplir tu sueño de pequeño y el mío ha llegado de esta manera.

–Antes del verano sonó para el Barcelona, donde Ramón Planes lo conocía bien de su paso por Elche. ¿Vio real esa posibilidad?

–Hubo interés, pero el contacto del Betis siempre fue fiel. El cariño que me mostraron fue esencial. Luego también lo he notado en el día a día desde que vine. Cuando salió la opción no lo dudé.

–Hablemos de nuevo del Betis. ¿Cómo ha vivido el inicio de Liga?

–Ha sido complicado, los resultados no fueron buenos pero ahora se le ha dado un giro. La dinámica tiene que ser ésta, sumando puntos y la tabla, mirarla hacia arriba. Tenemos ahora un partido complicadísimo, ellos no han ganado en casa y será un duelo bonito e intenso. Las malas rachas siempre aparecen en cada equipo, aunque cuanto más tarde, mejor. Cuando ganas tres partidos te ves en otra situación.

–¡Vaya sociedad que está formando con Joaquín!

–Tenerlo delante te hace las cosas más fáciles, con la calidad y el juego que tiene. Te da pausa y tranquilidad para elegir mejor los momentos para arrancar o para tocar en corto.

–Cuando él empezaba usted era un niño. ¿Se imaginó alguna vez jugando con él?

–Nunca lo había pensado, aunque sí veía al Betis, que siempre ha sido muy llamativo con jugadores como Joaquín. Tuve algún contacto con él por redes sociales y es un orgullo poder estar jugando con una leyenda del Betis.

–En el Rayo consiguió el gol del ascenso a Primera...

–Fue un día bonito, especial y encima marqué el gol decisivo. Fue emotivo y cuando mi familia bajó al campo acabé llorando.

–¿Y cuál es su sueño para cumplir en el Betis?

–Meterme en una final y ganarla. Mi objetivo es ganar un título en el Betis y ojalá sea así.

–¿Tanto han fortalecido las tres victorias al vestuario?

–Era muy importante ganar al Athletic en casa. Fue una victoria para decir: 'cuidado que el Betis está aquí'. Si ganamos en Cornellá, tenemos opciones de irnos a Navidad arriba. Luego viene el Atlético, pero en casa nos sentimos fuertes con el apoyo de la afición desde que salimos con el himno al campo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios