Pretemporada del Betis en Montecastillo

Arranque con aristas

  • Setién comienza el trabajo en Montecastillo a la espera de al menos cuatro refuerzos más que completen la plantilla · El técnico, muy pendiente de los nuevos y de los canteranos

Marc Barta intenta un regate en el entrenamiento de ayer en Montecastillo. Marc Barta intenta un regate en el entrenamiento de ayer en Montecastillo.

Marc Barta intenta un regate en el entrenamiento de ayer en Montecastillo. / Vanesa Lobo

El Betis 2018-19 ya afina su puesta a punto en Montecastillo. Con una doble sesión en la que el balón siempre estuvo presente incluso acompañando al trabajo físico, los de Quique Setién, que estuvo muy pendiente de los nuevos y de los canteranos, comenzaron la primera concentración a la espera de esos fichajes que completen la plantilla verdiblanca.

Tras las llegadas de Joel Robles y Pau López, a la portería del Betis le falta un tercer integrante que permita elevar la calidad de los entrenamientos. En principio, la idea de los técnicos es la de firmar a un meta joven que pueda jugar con el filial –se contactó con Carlos Marín del Atlético Madrileño– y participe como tercer meta del primer equipo.

Más urgencias aparecen en la zaga. Únicamente a Bartra y Mandi tiene disponibles Setién en Jerez, hacia donde también se llevó al recién llegado Edgar González, el único fichaje oficial del filial. Con Feddal a menos ritmo que el resto, Setién espera la llegada de un central y al menos un lateral para completar la zaga bética, que también puede contar con Júnior y Javi García reconvertidos. Serra ha peinado el mercado de centrales, pero no está siendo fácil hallar el perfil que quieren los técnicos, mientras que para el lateral también se está a la espera de la respuesta de Francis en esta pretemporada, aunque se da por segura la contratación de al menos otro más.

También aguarda refuerzos Setién para el centro del campo. Al deseado pivote –William Carvalho es el gran deseo ahora mismo– se une la necesidad de cubrir la salida de Fabián, que al menos dejó las arcas llenas. El fichaje de Canales, perfectamente adaptado en estos primeros días y al que ya se vio ayer bromear con varios de sus compañeros, sí permite contar con un creador de juego, mientras que el técnico también quiere darle una nueva oportunidad a Narváez, tras su cesión al Córdoba, en estos primeros encuentros. Mientras tanto, el club espera la incorporación de Guardado para finales de mes, después de su participación mundialista.

En idéntica situación se encuentra Inui, el único refuerzo para el ataque. El japonés, que será presentado este jueves en su país, se incorporará a la vez que Guardado, de ahí que en Jerez, el técnico sólo cuente con Tello y Joaquín para esos perfiles.

En la delantera, tras la rescisión de Rubén Castro, Quique Setién cuenta en estos momentos con Sanabria, Loren, Sergio León y Álex Alegría. Si el último puede salir durante el verano, el club también aguarda ofertas por los dos primeros, aunque sólo saldrían si dejasen una buena cantidad en la caja.

También se ha llevado Setién a Montecastillo a seis jugadores que en principio jugarán con el filial. El portero Dani Rebollo, el defensa Edgar, los centrocampistas Roberto, Julio Gracia, Kaptoum y el juvenil Calderón, a los que el entrenador quiere examinar de primera mano en esta pretemporada.

Entre los expedicionarios también aparecen Brasanac y Tosca, otros dos cedidos de la pasada temporada que siguen sin entrar en los planes de la entidad y a los que se les busca una salida en el mercado que al menos permita cubrir sus costes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios