Real Betis - Real Sociedad | Copa del Rey La Copa como impulso

  • El vestuario apunta al duelo ante la Real Sociedad como una oportunidad para engancharse a los objetivos del año

  • "Si el Betis está en esta competición es para conquistarla", dice Feddal

La plantilla bética realiza un pasillo a Sergio León en el entrenamiento de ayer. La plantilla bética realiza un pasillo a Sergio León en el entrenamiento de ayer.

La plantilla bética realiza un pasillo a Sergio León en el entrenamiento de ayer. / José Ángel García

Aunque la visita del Real Madrid el próximo domingo se mira de reojo en Heliópolis, la cita del jueves en la Copa del Rey ante la Real Sociedad viene con alicientes especiales para el Betis, que este año también quiere dar un salto en las competiciones por eliminatorias.

"Si el Betis está en esta competición es para conquistarla", señaló ayer Feddal, dejando a las claras esa ambición que se marca el vestuario antes de medirse a la Real Sociedad. Además, la derrota en Huesca en el primer partido del nuevo año ha dejado una sensación amarga en el vestuario, que tiene en el duelo copero el partido ideal para tomar impulso de cara a los compromisos posteriores. "Sabemos que metimos la pata, era una buena oportunidad para asentarnos arriba y no la aprovechamos. No podemos dejar escapar más", indicó el central hispano-marroquí.

El aficionado bético siempre ha mantenido una conexión especial con la Copa, aunque en los últimos años se amontonan los malos recuerdos. Desde la temporada 2012-13, con Pepe Mel en el banquillo, no alcanza el club verdiblanco los cuartos de final –entonces el Atlético lo apeó en esa ronda–, que en campañas posteriores dejó eliminaciones dolorosas ante el Almería, el Sevilla, el Deportivo o la del Cádiz en la pasada temporada. Estos negativos precedentes provocan que ahora, con un Betis de presupuesto récord, surja el deseo de seguir avanzando en la competición, por más que el rival sea otro histórico como la Real.

El reto verdiblanco para esta campaña pasa por mejorar los resultados de la pasada y, aunque en la Copa del Rey ya lo ha conseguido llegando a los octavos de final, el salto de calidad pasaría por estar al menos entre los ocho mejores, lo que implica eliminar a un conjunto de Primera, algo que no consigue desde la temporada 2015-16 cuando dejó atrás al Sporting en los dieciseisavos de final. "El Betis es un gran club y puede afrontar cualquier competición con la ilusión de conquistarla. Si estamos metidos en una competición, vamos a por ella. Pero lo más importante son los pasos cortos, ahora mismo es la ida para pasar esta eliminatoria", indicó Feddal, colocando el listón incluso más alto, quizá la mejor manera para cumplir los objetivos mínimos.

"Es una eliminatoria abierta y difícil, nos enfrentamos a un equipo que viene de ganar en el Santiago Bernabéu. Los dos equipos ofrecemos buen fútbol, pero el Betis tiene que sacarla adelante", aseguró Feddal, que también añadió otra de las claves para este encuentro de ida: "Lo más importante en la ida cuando juegas en casa es no encajar un gol. Pero se ponga como se ponga el partido hay que ir a muerte. Los dos tenemos buen equipo y podemos hacer daño, el que esté más concentrado será el que se lleve la eliminatoria".

Tiene pensado Quique Setién realizar algunos cambios en el once, aunque las bajas de Júnior, Sidnei, Inui y Kaptoum tampoco dejan demasiado margen de maniobra al preparador verdiblanco, que ayer contó con varios canteranos en el entrenamiento e incluso alguno de ellos podría entrar mañana en la convocatoria para medirse a la Real. La recuperación de Sergio León le otorga una posibilidad más en una delantera que no acaba de funcionar, mientras que jugadores como Lo Celso, Guardado, Joaquín –que entraron en el segundo tiempo en Huesca– y Barragán también cuentan con opciones de salir desde el inicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios