Betis-Valencia | Análisis del rival La sinfonía de Marcelino

  • El Valencia está bien trabajado con y sin balón, aprovechando a Parejo y sus hombres rápidos, como Guedes

  • El eje de la defensa, lo menos fiable

Dani Parejo celebra un gol junto a Guedes. Dani Parejo celebra un gol junto a Guedes.

Dani Parejo celebra un gol junto a Guedes. / Efe

El Valencia, en el año de su centenario, está firmando una buena temporada, pese a que no la comenzó nada bien, ya que no logró ganar hasta la jornada 7ª, en Anoeta (0-1). Firmó muchos empates (es el equipo de la Liga que más tablas lleva, 16), cayendo después eliminado de su grupo de la Champions para pasar a la Liga Europa y avanzar, a la vez, en la Copa del Rey, donde jugará la final con el Barcelona el próximo 25 de mayo en el Benito Villamarín. Una trayectoria de menos a más, pasando de los puestos bajos de la clasificación hasta estar, en estos momentos, metido de lleno en la lucha por la cuarta plaza, encontrando en 2019 el punto de inflexión, con sólo 2 derrotas (2-1 ante el Alavés y 2-0 frente al Rayo) en 15 encuentros ligueros.

Y todo, con un estilo de juego perfectamente definido, dentro del clásico 4-4-2 que usa siempre Marcelino García Toral, aprovechando la calidad y velocidad de los jugadores que tiene a su disposición.

Sin balón

El Valencia es un equipo que se siente cómodo sin la pelota, ya que está bien trabajado para salir a la contra. Así lo ha demostrado ya jugando esta temporada ante el Betis, tanto en la Liga como en las semifinales de la Copa. Deja que su oponente tenga el balón y a partir de ahí, con pocos toques, atacar los espacios para lanzarse hacia la portería rival, con hombres como Rodrigo, Santi Mina o Gameiro, ya que el técnico del cuadro valencianista siempre apuesta por jugar con dos puntas.

También, en función del rival que tenga delante, el Valencia realiza una presión alta que comienza en sus atacantes y sigue con los hombres del centro del campo, sobre todo por los del doble pivote. Kondogbia se desgasta en esta faceta, aunque al estar lesionado es Coquelin el que realiza esta función, mientras que Parejo es el distribuidor. Así, el cuadro de Mestalla maneja varios planes a la hora de encarar los partidos.

Con balón

El dueño de la pelota en la medular del Valencia es Dani Parejo. El capitán del conjunto valenciano está firmando una excelente campaña, demostrando visión de juego a la hora de llevar la manija, de dar el última pase, meter balones al espacio para que corran los dos puntas, su buen golpeo del balón en acciones a pelota parada... En definitiva, el fútbol del Valencia nace de sus botas.

A partir de ahí, aparecen los hombres peligrosos que tiene en las bandas, como Carlos Soler, Cheryshev y, sobre todo, Guedes, quien está de nuevo a un nivel altísimo, para salir en velocidad con el apoyo de los dos hombres más adelantados.

Lo mejor

La calidad de futbolistas como Parejo, Guedes, Rodrigo, Santi Mina...

Lo peor

Los centrales no son del todo fiables, sobre todo Diakhaby, y por ahí los rivales, como demostró el Rayo Vallecano, sacan provecho a la hora de generar peligro.

Carlos Soler. Carlos Soler.

Carlos Soler. / Daniel Rosell

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios