El partido del Betis | Análisis Rubi afina su ciclón

Rubi levanta los brazos en el área técnica. Rubi levanta los brazos en el área técnica.

Rubi levanta los brazos en el área técnica. / Antonio Pizarro

La mejoría experimentada por el Betis de Rubi continuó confirmándose ante el Athletic. El arranque del partido, con energía y velocidad, desarboló al equipo vasco, el menos goleado de la categoría hasta la visita al Benito Villamarín.

También fue una exhibición de eficacia de ese ciclón que sigue afinando Rubi y que encontró en un estelar Joaquín a su mejor artillero. Las tres definiciones del portuense alcanzaron la perfección para colocar una ventaja inalcanzable para su rival.

La pizarra La pizarra

La pizarra / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Ni la baja de Fekir modificó el plan de Rubi, que ubicó a Diego Lainez por el francés para mantener ese 4-3-3 con el que viene relanzando al equipo, además de dar entrada a Álex Moreno en la banda izquierda y a Édgar como pivote.

Únicamente el borrón de Álex Moreno, con un penalti muy evitable, complicó la vida al Betis, que sufrió tras el gol de Yuri más por lo apretado del marcador que por ocasiones del rival.

Defensa

Mantuvo el dibujo el entrenador bético, con una zaga de cuatro que tuvo a Bartra y Feddal, la mejor pareja posible, como centrales y al joven Édgar ejerciendo de escoba por delante. Pero más allá de la firmeza defensiva, el Betis sorprendió por salir con más intensidad que el Athletic, lo que le hizo ganar todas las disputas del primer tiempo para gobernar el duelo.

Además, con Bartra como central mejoró la salida de pelota del equipo para que Édgar, con un fútbol sencillo, y Guardado, ayer el mejor lanzador del equipo, le dieran fluidez al juego.

Tras la reanudación compareció un Betis más conservador, que juntó las líneas más atrás para evitar sorpresas, aunque el gol de Yuri –con error de Joel incluido– creó inquietud y llevó a que Rubi acumulase hombres de perfil defensivo –Kaptoum y Javi García– para contener.

Ataque

El ímpetu con el que el Betis inició el duelo lo llevó a ejecutar un fútbol vertical que descompuso al Athletic hasta borrarlo del terreno de juego. Emerson y Álex Moreno percutieron por las alas, bien asistidos por Édgar y Guardado, y Joaquín se convirtió en el perfecto ejecutor.

Joaquín golpea para anotar el primer tanto del partido. Joaquín golpea para anotar el primer tanto del partido.

Joaquín golpea para anotar el primer tanto del partido. / Antonio Pizarro

A esa velocidad en el juego para llegar al área rival también unió el Betis una buena salida con la pelota. Con Bartra en el rol de líder y Guardado en su mejor versión, los verdiblancos debieron sentenciar el duelo, sobre todo con esa ocasión errada por el mexicano.

Incluso en la recta final, el Betis debió cerrar el partido en alguno de los contragolpes de los que dispuso y que Álex Moreno, Borja Iglesias y el propio Joaquín no aprovecharon.

Virtudes

Fútbol de quilates durante 40 minutos con control, velocidad y definición. Un ciclón.

Talón de Aquiles

Con un 3-0 no se debe sufrir tanto para ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios