Real Betis

El Betis, ante un epílogo de ventana en calma

  • En el Betis confían en que el cierre de mercado sea tranquilo, sin sobresaltos de última hora

  • Entienden en el seno del club que se ha cumplido la hoja de ruta

Rubi y Marcos Álvarez, sonrientes durante un entrenamiento. Rubi y Marcos Álvarez, sonrientes durante un entrenamiento.

Rubi y Marcos Álvarez, sonrientes durante un entrenamiento. / Juan Carlos Muñoz

Con la sensación de que los deberes se han hecho, y bien, en el Betis prevén un final de mercado calmado. A pocas horas de que la ventana invernal eche el cierre, algo que se producirá esta noche, por Heliópolis entienden que con las incorporaciones de Carles Aleñá y Guido Rodríguez han cumplido con la hoja de ruta marcada y han puesto en manos de Rubi los mimbres necesarios para alcanzar el objetivo de pelear por estar en Europa la próxima temporada.

Al menos, en lo relativo a las llegadas. Porque a pesar de que desde Heliópolis se asegura que se trabajará en algún posible refuerzo en caso de que alguna oportunidad de mercado se ponga a tiro, la realidad es que no se prevén más incorporaciones en estas últimas horas. Salvo, claro está, que se produjera alguna inesperada salida que trastocara tanto los planes del técnico verdiblanco como de la dirección deportiva comandada por José Miguel López Catalán y Alexis. En este sentido, habría que actuar con rapidez y, sobre todo, puntería.

Aunque se antojaba como una posibilidad remota, en el Betis andaban al tanto de la actualidad del Barcelona, puesto que tenían al delantero Loren como uno más en su nómina de posibles incorporaciones. El interés, por llamarlo de alguna forma, viene después de que Luis Suárez se lesionara y las opciones que tenían en mente los azulgrana se fueran cayendo poco a poco. El que esté Quique Setién en el banquillo azulgrana, el técnico que hizo debutar al marbellí en la élite, es otro de los alicientes para que este ruido no cese. De hecho, hay quienes apuntaron a que el cántabro ha contactado con el atacante bético para hacerle saber su interés de volver a trabajar juntos.

Respiraron tranquilos en la planta noble del Benito Villamarín una vez que se confirmó que e en que finalmente el Barcelona no iba a contratar a nadie en este mercado invernal para suplir la baja del delantero uruguayo. El máximo artillero bético, con ocho dianas, seguirá de verdiblanco, mínimo, hasta verano. 

Tampoco se prevén novedades en las últimas horas de mercado con otros nombres colocados en la rampa de salida y, que por una cosa u otra, no han encontrado acomodo lejos de Sevilla. Es el caso de Tello, vinculado al Espanyol y al Celta; Lainez y Sidnei, por quienes se interesó el Leganés. En todos los casos, las propuestas han sido desestimadas, bien porque al Betis no le interesaran los ofrecimientos realizados o fueran los propios jugadores quienes no quedaran satisfechos con las ofertas realizadas. De cualquier manera, todos, en mayor o menor medida, cuentan para Rubi.

Diferentes son los casos de Javi García y Francis, quienes parecen destinados a abandonar la disciplina verdiblanca antes o después. Con un protagonismo nulo ambos –apenas suman 540 minutos entre los dos, 450 el muleño y 90 el malagueño–, se trabaja para buscarles acomodo incluso antes de que el mercado se cierre en las próximas horas.

Sus salidas, no obstante, tampoco permitirían afrontar una incorporación de cierto renombre. Y es que, teniendo una única competición en liza después de la eliminación copera la pasada semana ante el Rayo, las 24 fichas ocupadas que tienen los verdiblancos conforman una plantilla excesivamente amplia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios