Betis Del tuit más especial de Borja Iglesias a una dieta distinta

  • El delantero mantiene contacto con los aficionados a través de las redes sociales

Borja Iglesias, en un entrenamiento. Borja Iglesias, en un entrenamiento.

Borja Iglesias, en un entrenamiento. / RBB

Además de su conocida pasión por el rap o los videojuegos, Borja Iglesias también es un asiduo de las redes sociales. El delantero aprovecha ese espacio virtutal para mantener relación con los aficionados incluso en estos tiempos en los que su rendimiento en el Betis lo ha colocado en el foco de las críticas.

"Es una herramienta fantástica, pero que se puede utilizar para ser generoso y cariñoso, pero también para lo contrario. Cada uno lo utiliza como quiere. Si hubiera sido más joven quizá me afectasen de otra manera esos 15-20 comentarios desagradables. En el Celta B me dolían mucho las críticas. Pero esto va en la profesión, creo que es algo que se da en todos los gremios en las que se critica al profesional sin conocer su día a día. Y en el fútbol tiene más repercusión, aunque yo me siento un privilegiado y estoy encantado de ser futbolista", indica el delantero, que también hace referencia a su tuit más especial y que aparece fijado en su cuenta: "Aunque a día de hoy a alguna gente le pueda parecer que estoy quemado, se me eriza la piel recordando las cosas que viví ese día. Fueron muchas cosas las que lo convirtieron en inolvidable".

Además de ese aspecto virtual, Borja Iglesias también cuida al extremo su físico. Si en el Betis se controla cuidadosamente la alimentación de la primera plantilla, un aspecto clave para el rendimiento de los jugadores en el terreno de juego tanto en los entrenamientos como en los partidos, en el caso del delantero, él y el cuerpo médico consensuaron una dieta distinta al resto de los jugadores, con lo que se le prepara un menú diferente. "Los nutricionistas del club son los que llevan mi alimentación, se hizo una pequeña modificación en algunos alimentos y así me siento mejor. Tenía más alto el colesterol por motivos hereditarios y ahora estoy más controlado. He ganado masa muscular, me siento fino y rápido", asegura el delantero gallego sobre ese aspecto de su día a día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios