Betis Un mensaje de refuerzo

  • El Betis afronta la penúltima jornada dependiendo de sí mismo para jugar la Liga Europa

  • El equipo bético acumula nueve jornadas sin perder

Manuel Pellegrini junto a Alexis Trujillo.

Manuel Pellegrini junto a Alexis Trujillo. / Juan Carlos Vázquez

Aunque la igualada en Ipurua dejó un amargo sabor en el Betis, sobre todo por ese segundo tiempo sin fútbol que acabó siendo castigado por el Eibar, con el paso de las horas la botella se ha ido viendo medio llena. Los verdiblancos siguen dependiendo de sí mismos para jugar la Liga Europa la próxima temporada e incluso la clasificación continental se encuentra a un solo paso.

El Betis conoció en el descanso de su partido en Éibar que el Villarreal había vencido en Valladolid, por lo que debía salvar al menos un punto para seguir por delante del conjunto castellonense, al que tiene el goal average particular ganado tras su gran triunfo en La Cerámica (1-2). Quizá esa noticia influyó en el comportamiento del equipo bético, que renunció a la pelota para encerrarse cerca de la portería de Claudio Bravo, lo que facilitó la ofensiva del Eibar. Finalmente, el remate de Enrich al centro de Correra castigó ese conservadurismo bético, que se limitó a jugar con la ventaja obtenida con el gol de Guardado nada más empezar el partido.

La lectura positiva es que el Betis depende de sí mismo. Si los verdiblancos vencen al Huesca el domingo y una semana después al Celta, los heliopolitanos serán al menos sextos. Pero también ese sello europeo puede llegar por los fallos de los rivales, Celta y Villarreal, que no tienen partidos sencillos este fin de semana.

Un tropiezo del cuadro vigués, rival del Betis en la última jornada, en su visita al Camp Nou certificaría la clasificación del Betis para un torneo continental la próxima temporada, independientemente de lo que hagan los verdiblancos ante el Huesca; además, los de Pellegrini sólo tienen que repetir lo que obtenga el Villarreal para quedar por delante del equipo dirigido por Unai Emery, que recibe este domingo al Sevilla y que visita al Real Madrid en la última jornada del campeonato.

La plantilla bética, en un calentamiento. La plantilla bética, en un calentamiento.

La plantilla bética, en un calentamiento. / Juan Carlos Vázquez

Más complicado sí aparece ahora acabar como quinto clasificado, después de que se perdiera la oportunidad de asaltar esa posición tras el empate ante el Eibar. La Real, que había perdido previamente ante el Atlético, recibe esta jornada al Valladolid, un equipo que necesita un milagro para salvarse, y acaba el campeonato ante Osasuna, otro conjunto que hace tiempo que sólo se juega mejorar su clasificación en la zona media de la tabla.

Con esa lectura más optimista regresó el Betis ayer al trabajo en la ciudad deportiva. Aunque Pellegrini y la propia plantilla acabaron insatisfechos el partido ante el Eibar, al entender que se dejó escapar una oportunidad de haber sentenciado el pase europeo, el equipo bético no tiene que mirar a nadie y sí centrarse en sus dos partidos restantes que le pueden poner el colofón europeo a una temporada sobresaliente en este 2021.

Y es que el Betis sólo ha perdido dos partidos desde que empezó el año –ante el Barcelona y el Sevilla–, además de que en esta recta final del campeonato acumula nueve jornadas sin perder, con siete empates –Elche, Atlético de Madrid, Valencia, Athletic, Real Madrid, Valladolid y Eibar– y dos victorias –Levante y Granada– que lo han colocado a un paso del ansiado regreso a Europa.

"Vuelvo a reiterar que el punto que sumamos nos permite volver a depender de nosotros y llegar a UEFA. Quedan dos partidos más y esto se va a decidir por un punto hasta el último partido del campeonato. El equipo está muy consciente de eso y, como dije, teníamos que jugar tres partidos durante seis días y tenemos que pensar en el próximo, que es con el Huesca en casa", aseguró el propio Pellegrini nada más terminar el duelo ante el Eibar.

En el vestuario bético ya se quiso pasar página ayer de lo sucedido en Ipurua para centrarse en el duelo ante el conjunto oscense, con la idea de certificar la clasificación continental sin necesidad de aguardar a los resultados de los rivales o a la última jornada en Balaídos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios