Betis El problema cambia de área

  • La falta de eficacia ofensiva lastra ahora los mejores números defensivos

  • El equipo baja al séptimo puesto tras nueve jornadas

La plantilla verdiblanca en un entrenamiento de la pasada semana.

La plantilla verdiblanca en un entrenamiento de la pasada semana. / Juan Carlos Muñoz

La igualada en Valladolid ha dejado un sabor amargo en el Betis. El equipo verdiblanco dejó escapar de nuevo una victoria que pareció encaminada tras adelantarse en el marcador, lo que ha tenido su repercusión en la tabla. Desde hace nueve jornadas, el equipo verdiblanco aparecía asentado en la sexta plaza, pero ahora afrontará la jornada trigésima quinta desde la séptima, tras la victoria del Villarreal ante el Getafe.

El Betis sumó su sexta igualada consecutiva, una racha que no tenía precedentes en la historia verdiblanca. Pero si Pellegrini tiró de la versión optimista para valorar los empates ante Real Madrid o Athletic, los dos últimos de esta larga serie, el duelo en Valladolid dejó malas sensaciones. Los verdiblancos no sólo desaprovecharon su momento en el partido tras el 0-1, cuando dispusieron de varios contragolpes para haber sentenciado el duelo, sino que tampoco supieron gobernar el juego para frenar las escasas acometidas del Valladolid.

"Lo único que nos podemos reprochar es no haber aprovechado las contras clarísimas para cerrar el partido. No tuvimos el finiquito preciso para poder convertir el segundo gol y luego lo pagamos en una de la pocas llegadas que tuvo el Valladolid", indicó el propio Pellegrini nada más terminar el encuentro.

Los números también refrendan esa sensación del entrenador. La falta de eficacia ofensiva viene lastrando al Betis en las últimas semanas, en las que sí ha mejorado esos registros defensivos que tanto lo castigaron en el inicio de la campaña. Los verdiblancos son uno de los equipos que menos goles acumula en las seis últimas jornadas, con solamente cinco; pero también es uno de los menos goleados de este tramo del campeonato, con otros cinco.

Emerson junto a Joaquín. Emerson junto a Joaquín.

Emerson junto a Joaquín. / Juan Carlos Muñoz

Pellegrini ha logrado mejorar el carácter competitivo del Betis en este 2021, en el que se ha convertido en un conjunto difícil de superar y sólo ha concedido dos derrotas, ante el Barcelona y el Sevilla, pero el rendimiento del equipo ha bajado en este último tercio del campeonato y el técnico tiene que buscar la tecla adecuada para recuperar una versión ganadora que le permita asegurar su presencia en Europa la próxima temporada.

Tras un primer tercio irregular, el Betis protagonizó una gran segunda parte de la Liga, al nivel de los mejores, que lo disparó en la tabla y lo metió en la pelea por Europa. Ahora, los seis empates seguidos y ese pobre rendimiento goleador está dificultando coger velocidad en el tramo final del campeonato, aunque los verdiblancos siguen manteniendo seis puntos de ventaja con respecto a su primer perseguidor, por lo que siguen dependiendo de sí mismos para volver a la competición europea.

La derrota del Granada ante el Cádiz le quita trascendencia a la cita del próximo lunes, que hubiera sido toda una final por Europa, pero Pellegrini quiere que su equipo logre ese triunfo que se ha resistido en las seis últimas jornadas y que elimine las nuevas dudas en torno a su plantilla.

Nabil Fekir junto a su hermano Yassin. Nabil Fekir junto a su hermano Yassin.

Nabil Fekir junto a su hermano Yassin. / Juan Carlos Muñoz

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios