real betis

Comunión perfecta en la base del crecimiento

  • El Betis de Serra y Setién muestra identidad, empaque, personalidad y mentalidad ganadora

  • La buena sintonía entre el cántabro y los jugadores se refleja en el campo y en un discurso exigente centrado ya en la Real Sociedad

Setién y Fabián se abrazan y festejan el gol con el resto de jugadores. Setién y Fabián se abrazan y festejan el gol con el resto de jugadores.

Setién y Fabián se abrazan y festejan el gol con el resto de jugadores. / rbb

"Ver disfrutar así al míster y que de alguna manera sea uno más de nosotros es muy importante para el equipo", dijo este martes Joaquín en su comparecencia ante los medios en un acto de Unicef. Una frase, en referencia a la carrera y al abrazo entre Quique Setién y Fabián haciendo piña con el resto de jugadores tras el gol del palaciego, que refleja a la perfección la comunión que existe entre el técnico cántabro y sus futbolistas. Una comunión que se traslada al terreno de juego, pues el preparador verdiblanco ha conseguido convencer al plantel de su idea, de su estilo de juego, y eso se ve también en cómo tiene de enchufados a todos los jugadores, pues no se notan las bajas y los que saltan al campo desde el banquillo lo hacen concentrados al ciento por ciento.

Poyet y Víctor tenían una media de un triunfo al mes, el cántabro logra tres en una semana

Pero la mano de Setién se nota también en la exigencia, la mentalidad ganadora, implantada por Lorenzo Serra Ferrer, y el hambre que tiene el plantel. Sólo hubo que ver cómo el Betis, con el 2-0, buscó el tercero y siguió en pos del cuarto, hasta que lo logró para acabar arrasando al Levante en una segunda parte en la que bordó el fútbol. Una victoria que aupaba al club verdiblanco a los puestos europeos, con la alegría que eso supone para sus aficionados, pero que tanto para Setién como para sus pupilos supone un triunfo más dentro del largo caminar de la Liga, poniendo ya los cinco sentidos en el duelo ante la Real Sociedad. "En el vestuario nadie se va a sentir más eufórico de lo normal. Voy a permitir que hasta el miércoles (hoy) disfrutemos de esta victoria, pero afrontaremos el partido de San Sebastián con el mismo rigor y las mismas ganas de ganar y crecer. La clasificación es circunstancial. El objetivo es ganar partidos, no me planteo nada más ahora mismo", manifestó Setién tras el choque del pasado lunes, y este martes Joaquín se expresó en la misma línea: "La victoria refleja la convicción y el trabajo que venimos realizando. Nos lo estamos creyendo, pero esto acaba de empezar. Queda toda una temporada. De puertas hacia adentro hay que saber que no se ha hecho nada y que el domingo tenemos un partido importantísimo en Anoeta y hay que dar un golpe encima de la mesa. Tenemos que seguir avanzando, trabajando y corriendo. Ésa la única idea y la única filosofía que nos transmite el míster. Ése es el alma y la mentalidad que hay que tener para estar peleando entre los mejores".

Una mentalidad exigente y un carácter ganador en el Betis de Serra y Setién que quedó plasmada en el gol de Fabián, con más de dos minutos de control de la pelota y 32 toques para redondear con un gran gol esa larga posesión. Además, el preparador de Santander ha conseguido ganar tres encuentros consecutivos, mientras que Gustavo Poyet y Víctor tenían una media, prácticamente, de una victoria al mes.

Un cambio radical que, pese a que todavía queda mucha temporada por delante, está empezando a dejar en evidencia a los dos proyectos anteriores y a hacer soñar a los béticos. Mientras, Setién y sus pupilos trabajan con los pies en el suelo. "Ahora el equipo invita a soñar, pero eso, soñar nada más. El sacrificio y el trabajo es lo más importante", agregó Joaquín, en sintonía perfecta con su técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios