La salida de Fabián al Nápoles

Fabián da el paso y Adán está a la espera

  • El palaciego pasó el examen médico con el Nápoles

  • El meta apura su salida

Fabián Ruiz. Fabián Ruiz.

Fabián Ruiz. / Juan Carlos Vázquez

Fabián será hoy jugador del Nápoles. Como ha venido informando este periódico, el conjunto italiano ha conseguido seducir al palaciego, que ayer dio el gran paso de viajar hasta Roma para someterse al reconocimiento médico previo a la firma de su contrato de cinco temporadas. 30 millones de euros dejará en las arcas de un Betis que aseguró desconocer cualquier negociación hasta hace prácticamente una semana, aunque los movimientos en torno al futuro de Fabián se aceleraron en mayo.

Entonces, el director deportivo del Nápoles, Cristiano Giuntoli, convenció a Fabián para que apostase por el nuevo proyecto del conjunto italiano que liderará Carlo Ancelotti, el afamado técnico que también ha jugado un rol importante para que Fabián decidiera darle un giro a su carrera deportiva.

A primera hora de la tarde, el canterano bético apareció en Villa Stuart, la clínica romana donde los jugadores del Nápoles se someten a los reconocimientos médicos. El Betis ya le había dado permiso para ese paso previo a la firma de su contrato, que debe cerrarse hoy con el pago de los 30 millones de euros que marca su cláusula de rescisión –tres millones son para el jugador y sus agentes– y la firma de su contrato por cinco temporadas con el Nápoles, que le multiplicará casi por tres los emolumentos que percibía en la entidad bética.

A la espera de que hoy se cierre completamente el capítulo de Fabián, el Betis también aguarda la salida de Antonio Adán. El club verdiblanco pretende dejar resuelto el futuro del portero antes de que el equipo comience el trabajo de pretemporada, pero éste no acaba de concretar su salida. Barcelona, Fiorentina y, sobre todo, el Atlético insisten en la contratación del capitán, cuya salida dejaría vía libre para la incorporación de Joel Robles, el portero elegido por Serra Ferrer para competir con Pau López la próxima temporada.

Una situación parecida ocurre con Rubén Castro. El Betis también quiere solucionar cuanto antes su futuro, aunque el canario tiene claro que la decisión depende únicamente de la entidad, que puede romper el año de contrato que le queda abonando una cantidad.

Tampoco deja atrás Serra el capítulo de entradas. El proyecto de la próxima temporada todavía necesita de más refuerzos, pero los pasos se están midiendo al milímetro para no errar en las elecciones. Los casi 30 millones que Fabián dejará en las arcas también permitirán acudir a esas primeras opciones que aparecen señaladas en la agenda de los técnicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios