betis - málaga | informe técnico

Fabián ejecuta la idea

  • El palaciego, en una gran jugada colectiva, da la victoria a un Betis espeso

Joaquín trata de robar el balón. Joaquín trata de robar el balón.

Joaquín trata de robar el balón. / Antonio Pizarro

Ganó el Betis para certificar su pase a Europa, pero eso no esconde su irregular partido durante muchas fases del mismo, sobre todo en la primera mitad. Un calco al duelo ante Las Palmas, y hasta el Málaga se fue al descanso siendo mejor. Pero este Betis tiene calidad y no renuncia nunca a su idea, como se vio en la acción de un gol con el sello de Setién. Pedro no se puso nervioso, Mandi se descolgó para desahogar el juego y abrió el balón a Durmisi, éste se apoyó en Guardado para que el mexicano se la pasara a Fabián, que con zurdazo fusiló a Roberto. A partir de ahí se vio un Betis algo mejor ante un Málaga que nunca perdió la fe y que buscó el empate hasta el final.

Sufrió el equipo verdiblanco, pero aguantó bien y con el pitido final de Del Cerro Grande llegó la alegría por haber sumado tres valiosos puntos. Una alegría reflejada en las lágrimas del encargado de que los futbolistas estén rindiendo a un muy buen nivel, Quique Setién.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

Comenzó el Betis espeso en la circulación de la pelota y poco agresivo ante un Málaga que saltó al campo con tres centrales y una línea de cinco a la hora de defender, como ya le hicieron a los heliopolitanos los canarios y el Atlético. Además, Diego Rolán, En-Nesyri y Success crearon muchos problemas a una zaga que notó bastante la ausencia de Bartra y en la que Mandi fue el más entonado. De hecho, ya en la segunda parte, el internacional argelino estuvo sensacional desahogando el juego tras recibir de Pedro en la medular para dar continuidad a una jugada que acabó en el gol de Fabián.

Antes, en el primer tiempo, la movilidad de los tres hombres de ataque de los costasoleños fue un continuo quebradero de cabeza para una zaga en la que los carrileros, Barragán y Durmisi, estuvieron mejor en sus incorporaciones ofensivas que a la hora de defender.

Ataque

El danés y el criado en Los Palacios fueron los únicos que crearon peligro en la primera mitad, con un Betis al que le faltó un poco más de agresividad en la presión y en el que Joaquín y Boudebouz -los dos fueron cambiados- estuvieron muy desacertados. Así, Barragán mandó al larguero un zapatazo y Durmisi acabó haciendo el gol del empate.

Tras el descanso, el Betis dio un paso al frente, Fabián estaba más cerca de los hombres de arriba y con su presencia ahí llegó el gol del triunfo. Loren aportó mucho saliendo desde el banquillo y Tello también lo intentó, mientras que a Sanabria se le vio cómo le sigue faltando chispa.

Virtudes

Tranquilidad y paciencia para no caer en el nerviosismo con el empate en el marcador para acabar marcando un gran gol.

Talón de aquiles

Sin Bartra volvieron a verse las carencias defensivas del cuadro de Heliópolis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios