Real Betis

Rubén Pardo tiene la llave

  • El centrocampista riojano, que entra en las quinielas para el once, le ha ganado cuatro veces al Barcelona con la Real.

  • Sólo él, Joaquín y Cejudo conocen el triunfo ante el equipo azulgrana.

Rubén Pardo realiza un ejercicio del circuito físico en el entrenamiento. Rubén Pardo realiza un ejercicio del circuito físico en el entrenamiento.

Rubén Pardo realiza un ejercicio del circuito físico en el entrenamiento. / josé ángel garcía

Con apenas dos entrenamientos con el equipo, Rubén Pardo ya opta a colarse en el once de Víctor para medirse al Barcelona. No sólo las cualidades técnicas que puede aportar el riojano al centro del campo bético se tienen en cuenta para esa decisión, sino que Rubén es uno de los pocos jugadores de la plantilla verdiblanca que saben lo que es ganarle a los azulgrana en la Liga.

En los últimos años, la Real Sociedad se ha convertido en una de las bestias negras del Barcelona, con cuatro triunfos y un empate en los cinco últimos duelos ligueros en Anoeta y, precisamente, en las victorias siempre ha estado presente el ahora mediocampista bético. Los consejos de Rubén Pardo serán escuchados por sus compañeros para cambiar la tendencia del Betis ante el cuadro catalán, ante el que acumula una de sus peores rachas de siempre como local.

"Estoy realizando el trabajo al completo y que pueda jugar depende del míster"

La experiencia del riojano sería un punto a favor en este Betis que acumula malos resultados ante los grandes y en especial ante el Barcelona. En la plantilla bética, únicamente Joaquín -que suma cinco victorias, tres con el Betis y dos con el Valencia- y Cejudo -un triunfo con Osasuna- saben lo que es vencer a los azulgrana, aunque el portuense es baja segura para el domingo, mientras que el pontanés, que no se entrenó este jueves por un golpe en el peroné izquierdo, no viene participando en los últimos partidos.

"Que pueda jugar el domingo es decisión del míster, estoy realizando los entrenamientos al completo y ya estoy a disposición para lo que quiera. De la lesión que tuve en noviembre me recuperé bien, ya jugué con la Real en la Copa del Re y me he entrenado normalmente desde entonces", aseguró el centrocampista en Radio Marca, que también apuntó al ambiente que se respira en el Benito Villamarín como un punto a favor para intentar dar la sorpresa: "El Betis es un club histórico y cuando he venido a jugar con la Real el campo estaba a reventar y la afición mete mucha presión desde la grada. Ser jugador del Betis implica tener el balón en los momentos malos y en los buenos. Eso es lo que hace crecer a un jugador. Este fin de semana seguro que nos van a apoyar a muerte. Veo al equipo mentalizado para sacar los tres puntos el domingo".

Si los precedentes de Rubén Pardo ante el Barcelona son positivos siempre que ha actuado como local, todo lo contrario ocurre con el actual Betis. La última victoria en la Liga ante los azulgrana se remonta a la temporada 2007-08, en aquel recordado partido del 30 de marzo en el que el cuadro verdiblanco, dirigido por Paco Chaparro, remontó un 0-2 con un doblete de Edu y otro tanto del central Juanito.

Desde entonces, el cuadro bético sólo ha sumado dos empates, en la 2008-09 también con Chaparro como técnico (2-2) y en la 2011-12 con Pepe Mel (2-2), y tres derrotas en la Liga. Eso sí, por medio queda aquella victoria copera ante el Barcelona de Pep Guardiola, cuando el Betis militaba en Segunda y venció en el duelo de vuelta por 3-1 después de haber perdido 5-0 en la ida.

Más lejana queda la mejor racha bética en los tiempos recientes ante el Barcelona, que llevó a los verdiblancos a sumar cuatro victorias y un empate de manera consecutiva. Todo empezó en la 1999-2000 con Guus Hiddink en el banquillo y el triunfo por 2-1 de un Betis que acabaría descendiendo; en la 2001-02, con Juande Ramos, los verdiblancos se impusieron por idéntico marcador; luego llegaría el triunfo por 3-0 de un duelo disputado en el Nuevo Colombino con Víctor Fernández, que igualaría 1-1 al año siguiente; la racha se culminó en la 2004-05, con Serra Ferrer y una victoria también por la mínima (2-1).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios