minuto cero

Un ojo en San Mamés y otro en el derbi

  • Setién avisa del peligro del Athletic para un Betis que también piensa ya en el partido de la máxima rivalidad

Quique Setién, durante un entrenamiento. Quique Setién, durante un entrenamiento.

Quique Setién, durante un entrenamiento. / José Ángel García

El Betis tiene una cita importante este sábado en el Nuevo San Mamés, pero también los verdiblancos miran de reojo al derbi de la próxima semana, como indicó ayer su entrenador, Quique Setién, al ser cuestionado por la ausencia en el once inicial para hoy de varios de los futbolistas apercibidos de sanción (Júnior, Mandi y Durmisi): "No suelo ver cómo están las piezas en el tablero en este momento sino cómo van a estar dentro de una serie de jornadas. Lo tengo todo en cuenta. Sabemos la importancia que tiene el próximo partido, así que trataremos de afrontar el derbi cuando llegue de verdad la situación. Es verdad que hay que cosas que tenemos en cuenta como el tema de las sanciones. Tenemos a varios jugadores con cuatro tarjetas y queremos que estén todos disponibles para jugar el derbi".

Incluso, Setién respondió con gracia y humor al ser cuestionado sobre las declaraciones de Joaquín Caparrós ("He visto los ojos y los huevos de los futbolistas y los llevan rojo y blanco") en la previa del partido de ayer del Sevilla frente a la Real Sociedad: "Me parece curioso, a los míos no se los miro. Caparrós es Caparrós y tendrá su manera de motivar a sus jugadores. Eso se respeta todo y me parece todo muy bien". No obstante, Setién indicó que ya habrá tiempo la próxima semana de preparar el encuentro ante el Sevilla y avisó del peligro del Athletic: "No tiene una línea de continuidad, pero el Athletic es el Athletic. Sé perfectamente cómo es, cómo sienten esa camiseta sus jugadores y la importancia que tiene para ellos y para el club hacer un buen papel y dejar una buena imagen en un partido como éste. Como siempre me pasa, espero al mejor rival. En su casa, si le salen las cosas, cuento con que nos apretarán con una intensidad enorme. Harán su fútbol, nos complicarán las cosas y como no estemos de verdad a la altura que hemos estado estos últimos partidos de soportar esa tensión… Ahora somos un equipo al que todo el mundo quiere ganar y los rivales se emplean a fondo, ya hemos visto los dos últimos partidos contra dos equipos descendidos".

Y es que el preparador cántabro tiene en mente, una vez certificado el pase a Europa, hacerlo evitando quedar séptimo. "Pensábamos que siendo sextos había que jugar una eliminatoria más, pero parece que no es así. La quinta o la sexta plaza nos permitiría ir directamente a la fase de grupos sin jugar una eliminatoria más, lo que nos daría un poco más de margen con las vacaciones y ahorrarnos partidos en esas fechas. Trataremos de quedar lo más arriba posible, no es lo mismo la quinta o la sexta plaza que hacerlo jugando en la séptima. Sobre el tema de la euforia... El otro día vivimos un ambiente extraordinario después de haber conseguido matemáticamente el objetivo, pero el resto de la semana ha sido normal", dijo Setién, que al verse llorando en televisión, tras el duelo ante el Málaga, dijo que parecía "un moña -risas-. Son emociones que uno siente. Uno no puede ir en contra de cómo es. Esa reacción es normal y humana. La realidad es que me emocionó el gesto de los jugadores y de nuestro público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios