Vuelta al cole

Claves para prevenir y eliminar piojos

  • Entre el 4,9% y el 14% de los niños los ha sufrido alguna vez en la vida

  • La falsa vinculación a la higiene hace que algunos padres o madres se avergüencen de notificarlo   

La lendrera, un peine de púas metálicas muy juntas, permite peinar cada mechón y arrastrar las liendres o piojos. La lendrera, un peine de púas metálicas muy juntas, permite peinar cada mechón y arrastrar las liendres o piojos.

La lendrera, un peine de púas metálicas muy juntas, permite peinar cada mechón y arrastrar las liendres o piojos. / Archivo

Comentarios 0

Las infestaciones de piojos son un problema muy común, que, según el Ministerio de Sanidad, ha sufrido entre el 4,9% y el 14% de los escolares españoles alguna vez. Pero, como recalca Eduardo González Zorzano, experto científico de Cinfa, “no tenemos por qué resignarnos a que estos insectos invadan el cabello de nuestros hijos cada vez que arranca el curso y nos traigan de cabeza a toda la familia. Si tomamos algunas medidas preventivas, es posible mantenerlos a raya”. En primer lugar, una vez que se presenta el primer caso de pediculosis, se debe frenar su propagación. Para lograrlo, se ha de revisar el cabello de todos los familiares y avisar al colegio para que tomen las medidas pertinentes.

“Lamentablemente, la falsa creencia de que los piojos solo van al pelo sucio lleva a muchos padres a avergonzarse y a no notificarlo al centro escolar. Esta decisión aumenta mucho el riesgo de que los niños de la misma clase se contagien. Sin embargo, hay que saber que los piojos van al pelo limpio igual o más que al sucio”, aclara el experto de Cinfa.

En segundo lugar, dado que una de las principales vías de contagio es el compartir prendas y utensilios que tienen contacto directo con el pelo, es crucial insistir a los niños para que no intercambien elementos como toallas o, por ejemplo, peines, horquillas o coleteros. De igual modo, otro método de prevención es recurrir a los repelentes de piojos, sabiendo que son productos distintos de los pediculicidas y que deben usarse solo para prevenir la aparición de piojos.

A la hora de detectar la presencia de los piojos, el síntoma típico es el picor o prurito del cuero cabelludo. Si aparece este signo -o si nos han notificado que en el entorno de nuestro hijo ha habido ya infestaciones de piojos, se debe proceder a un examen exhaustivo del cabello con una lendrera, un peine de púas metálicas muy juntas, para peinar cada mechón y arrastrar las liendres o piojos. Como explica González Zorzano, “conviene hacerlo con el cabello húmedo, ya que los piojos se mueven más lentamente por él, y manejando la lendrera con las puntas hacia arriba. También se debe colocar un paño blanco sobre los hombros del niño para poder ver los parásitos cuando caigan”.

Posteriormente, si se confirma que existe infestación, hay que aplicar mediante un ligero masaje el champú, loción o espuma pediculicida sobre el cabello. Elige el producto adecuado para acabar con los piojos. Existe una gran variedad de productos pediculicidas: champús, lociones o espumas, muchos de ellos sin insecticidas o a base de árbol de té. Estos productos deben aplicarse siempre sobre el cabello seco, masajeando la zona ligeramente y según las instrucciones del fabricante y el farmacéutico. Después, se debe lavar, aclarar y dejar secar el pelo al aire, nunca con secador, ya que el calor puede inactivar el efecto insecticida residual del producto.

Para terminar, debe pasarse de nuevo sobre el pelo la lendrera para retirar los piojos muertos y las liendres, operación que repetiremos cada dos días hasta asegurar completamente que no haya piojos. “Además, es fundamental repetir todo el proceso una semana después, para garantizar que se eliminan todos los piojos y liendres. De lo contrario, con que haya quedado alguno, es suficiente para que se reproduzcan de nuevo”, recuerda el experto de Cinfa.

Es importante cumplir correctamente todas las etapas pertinentes: la aplicación de una loción (de 10 a 15 minutos) con un gorro puesto, lavado del pelo con un champú y el aclarado del pelo. Si tienes dudas, consulta a tu farmacéutico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios