El Palquillo

La Bofetá muestra en el Labradores su historia desde el siglo XVII

  • La corporación celebra el centenario de su reorganización con la exposición '1919: pasado y futuro'

  • Entre las obras expuestas se encuentran las imágenes primitivas que se encuentran en el beaterio de la Trinidad

Enseres e imágenes de la Bofetá que se exponen en el patio del Real Círculo de Labradores. Enseres e imágenes de la Bofetá que se exponen en el patio del Real Círculo de Labradores.

Enseres e imágenes de la Bofetá que se exponen en el patio del Real Círculo de Labradores. / José Ángel García

Más de cuatro siglos de historia y una fecha clave: 1919. La Hermandad de la Bofetá inauguró en la noche de ayer la exposición conmemorativa del primer centenario de su reorganización. Con el nombre 1919: pasado y futuro los visitantes que se acerquen hasta el Círculo de Labradores (calle Pedro Caravaca, 1), podrán admirar más de 50 piezas del patrimonio de la corporación de San Lorenzo que abarcan desde su primitiva etapa (siglo XVII), hasta la más reciente, como piezas de bordados estrenadas hace poco más de un mes.

El nombre de la muestra, como explicó durante le inauguración el comisario, Juan Pedro Recio, presenta el año 1919, el de la reorganización, como "una bisagra que cerraba el pasado de la hermandad y abría la etapa actual". Con esa idea, va a sorprender a todos los que acudan al Labradores las primitivas imágenes de la corporación, obras anónimas del siglo XVII que se conservan en el Beaterio de la Trinidad.

Las primitivas imágenes de la Bofetá. Las primitivas imágenes de la Bofetá.

Las primitivas imágenes de la Bofetá. / José Ángel García

Las tres imágenes lucen ante un inmejorable dosel: el manto de salida de Juan Manuel Rodríguez Ojeda. La primitiva Virgen del Dulce Nombre, que salió hasta el año 1924 y que estrenó los bordados juanmanuelinos, luce su antigua corona del siglo XVII atribuida a Laureano de Pina. También forma parte de la muestra el Cristo tallado por Magaña que formó parte de la cofradía en 1921 y 22, hasta que se estrenó el actual. Esta imagen recibe hoy culto en la parroquia de las Flores.

El misterio tallado por Castillo Lastrucci. El misterio tallado por Castillo Lastrucci.

El misterio tallado por Castillo Lastrucci. / José Ángel García

En el centro del majestuoso patio diseñado por Leonardo de Figueroa, los visitantes podrán admirar el misterio de la Bofetá en una perspectiva muy cercana y que llamará poderosamente la atención. Otra pieza importante es la Virgen del Remedio (siglo XVII), que también se conserva en el Beaterio, y que se cree que presidía la capilla de las Niñas Huérfanas donde residía la antigua corporación. La talla se encuentra expuesta junto al frontal del paso de la Virgen del Dulce Nombre y con el techo de palio como dosel.

La muestra se puede visitar desde hoy y hasta el domingo 8 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios