El verano del Covid

Cantillana se queda sin las procesiones de la Asunción y la Pastora

  • El Ayuntamiento llega a un acuerdo con las corporaciones para suprimir estos cultos multitudinarios el 15 de agosto y el 8 de septiembre

La Asunción Gloriosa recorre las calles de Cantillana la noche del 15 de agosto. La Asunción Gloriosa recorre las calles de Cantillana la noche del 15 de agosto.

La Asunción Gloriosa recorre las calles de Cantillana la noche del 15 de agosto. / D. S.

Una noticia que por esperada no deja de ser histórica. El municipio sevillano de Cantillana se quedará este verano sin las procesiones multitudinarias de la Asunción Gloriosa y la Divina Pastora, que se celebran cada año el 15 de agosto y el 8 de septiembre, respectivamente. El Ayuntamiento de la localidad llegó ayer a un acuerdo con la parroquia y las hermandades  para suspender estos actos públicos, prohibidos en el decreto andaluz que regula la nueva normalidad

Como ya advirtió el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, la semana pasada, aunque el permiso para este tipo de celebraciones lo otorgan las corporaciones locales, debe estar supeditado a la referida norma, que prohíbe aquellos actos que supongan una alta concentración de público y en los que no se garantice el distanciamiento de seguridad entre los asistentes. 

Las procesiones que tienen lugar cada verano en Cantillana son las más multitudinarias de la provincia. Convocan una gran cantidad de devotos, no sólo de este municipio, sino de la capital, de otras localidades sevillanas e, incluso, de otros puntos de la geografía española. Personas que vienen atraídas por la idiosincrasia propia cantillanera a la hora de venerar a dos advocaciones de referencia indiscutible entre las corporaciones de gloria. 

La decisión se toma un mes antes de que la Hermandad de la Asunción comience la celebración de sus cultos anuales con la llegada de agosto. La procesión de su titular tiene lugar la noche del 15 de agosto y, aunque durante todo el recorrido va acompañada de una multitud de personas, es en la calle Martín Rey donde se vive una auténtica bulla para contemplar el canto del himno asuncionista y la lluvia de pétalos que se le tributa a la sagrada imagen. 

La Divina Pastora en la procesión de cada 8 de septiembre. La Divina Pastora en la procesión de cada 8 de septiembre.

La Divina Pastora en la procesión de cada 8 de septiembre. / D. S.

Lo mismo ocurre con la Divina Pastora en la noche del 8 de septiembre. Rodeada de centenares de devotos, cuando llega a la citada calle son miles de personas las que presencian el momento en el que se le quita el sombrero entre miles de pétalos. Esta corporación, además, ya se ha visto obligada a suspender la procesión extraordinaria que debió tener lugar el pasado sábado 27 de junio para conmemorar los 300 años de la corporación. 

Tras la advertencia de la Junta, poco a poco las hermandades de gloria van suspendiendo las procesiones previstas para los meses estivales. El Cabildo Catedral informó el martes de que tampoco la Virgen de los Reyes realizará su recorrido habitual alrededor de la Catedral de Sevilla en la mañana del 15 de agosto. Un rito que se sustituirá por la visita de los fieles al templo metropolitano para contemplar esa jornada a la Patrona de la diócesis, que presidirá el Altar del Jubileo. 

Será, por tanto, un verano sin procesiones pero con actos alternativos que dejarán, sin duda, una estampa histórica en el recuerdo de los cofrades y devotos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios