El Palquillo

El Cristo de la Corona preside el Vía Crucis de las Cofradías en la Catedral por el fin de la pandemia

  • El acto comenzará a las 19:00 en un templo aforado para 600 personas

El Cristo de la Corona. El Cristo de la Corona.

El Cristo de la Corona. / José Ángel García

El Cristo de la Corona preside esta tarde, primer lunes de cuaresma, el tradicional Vía Crucis de las Hermandades en la Catedral. El acto llega este año marcado por la incidencia de la crisis del coronavirus. Por ello, las intenciones de este acto piadoso será para pedir “por el fin de la pandemia que nos golpea, por la curación de los enfermos, por la salvación de los que han fallecido y por el consuelo y fortaleza de sus familiares y amigos. Por nuestro arzobispo Juan José, por su salud y sus intenciones, y por el próximo arzobispo de Sevilla”.

El Consejo de Cofradías eligió el pasado 21 de diciembre a la imagen de esta corporación por encontrarse en la Catedral debido al cierre por obras de la Parroquia del Sagrario. De este modo no era necesario traslado alguno. El Cristo fue colocado ayer por la tarde en el Altar del Jubileo, donde permanecerá durante todo el acto. El comienzo del ejercicio del vía crucis será a las 19:00. El acceso a la Catedral será libre por las puertas de San Miguel y de los Palos a partir de las 18:30 hasta completar el aforo, fijado en unas 600 personas. Todos los asistentes permanecerán sentados durante la celebración del vía crucis.

La cruz de guía de la Hermandad de la Corona, acompañada por cuatro ciriales, irá recorriendo las naves catedralicias parándose en cada una de las capillas para el rezo de la correspondiente estación del Vía Crucis. Terminada la estación, la procesión continuará hasta la capilla siguiente y la Cruz de Guía de la hermandad precedente se trasladará a los pies del Altar del Jubileo, donde quedará situada hasta la conclusión del acto.

Las lecturas de las estaciones corresponden a las siguientes hermandades: Bellavista, Pasión y Muerte, la Cena, Vera Cruz, Santa Cruz, el Carmen, el Buen Fin, los Negritos, el Silencio, la Macarena, la Soledad de San Buenaventura, la O, el Santo Entierro y la Soledad de San Lorenzo. En cuanto a las cruces de guía serán las de la Milagrosa (capilla de los Evangelistas), San José Obrero (capilla de las Doncellas), la Paz (Altar del Jubileo), las Aguas (capilla de San Francisco), el Cerro (capilla de Santiago), Cristo de Burgos (capilla de Scala), los Panaderos (capilla de San Antonio), Pasión (capilla de San Leandro), el Gran Poder (puerta de la Asunción), Esperanza de Triana (capilla de San Isidoro), San Isidoro (capilla del Cristo de Maracaibo), la Mortaja (capilla de San José), los Servitas (capilla de San Hermenegildo) y la Trinidad (capilla de la Virgen de la Antigua).

El acto concluirá con la reflexión final que pronunciará el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios