La Semana Santa de Sevilla de 2020, cancelada por el coronavirus

Un Jueves Santo en Sevilla que la lluvia dejó a medias

La Quinta Angustia, el Valle y Pasión hicieron que el Jueves Santo del año pasado fuera una jornada a medias. La lluvia, con granizada incluida, impidió, a primera hora de la tarde, que lo hicieran los Negritos, las Cigarreras, la Exaltación y Montesión. Y este año no podrán resarcirse. La pandemia del coronavirus impide que veamos nazarenos saliendo de Los Remedios o entrando en la calle Feria. Evita que se repitan momentos como el que te ofrecemos en el vídeo que preside este recuerdo cofradiero.

El Jueves Santo, una jornada clásica y tempranera por la cercanía de la Madrugada, repite en desazón en 2020. Sus antiguas y valiosas tallas seguirán un año más en sus templos esperando pacientes sus hermanos. El Señor de Pasión, concebido por un escultor que nació hace 450 años llamado Juan Martínez Montañés, no podrá adentrarse en la noche silencioso y elegante sobre su paso de plata. Al igual que tampoco podrá saludar la Virgen de los Ángeles, titular de los Negritos, a la estatua de Santa Ángela de la Cruz en la calle Imagen.

Una Semana Santa sin procesiones es un lamento que bien puede ser aprovechado para rebuscar en el baúl de los recuerdos. Los que nos llevan a Santa Catalina, de donde volverán a salir los caballos, y a mirarnos reflejados en el paso de los espejitos del Valle, donde Cristo es coronado de espinas. O a cruzar el puente para deleitarse con el palio de cajón de la Virgen de la Victoria.

No sólo procesiones nos quitará el Covid-19. También nos priva de las mantillas, las colas para ver los pasos montados y los reencuentros con aquellos que vuelven a Sevilla para los días festivos. El Jueves Santo tiene mucho de víspera. De espera y tradición. La muerte de Jesucristo hace renacer la ciudad por unas horas y enfilar un fin de semana de Pasión.

Iglesias del Jueves Santo

Las iglesias de Sevilla son protagonistas durante la Semana Santa. Vomitorios de nazarenos y pasos hacia una feligresía ansiosa por verlos. Son únicas cada una de ellas. Las hay muy antiguas, también muy nuevas. Grandes, pequeñas, de barrio, de centro. Alguna están dentro de un convento o una universidad. Cada edificio religioso en la ciudad esconde una historia, que sumadas conforman la cronología de la fe en la capital andaluza. A continuación te ofrecemos esas historias, albergadas en simbólicos templos con ricas decoraciones y valiosas portadas:

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios