Abonos

La Junta pide al Gobierno que rebaje el IVA de la carrera oficial

  • Ha hecho suya la petición del Consejo para reducir el impuesto del 21% al 10%

  • Exige una reunión “lo antes posible”

Una mujer ocupa una silla en la Plaza de la Campana tras una jornada lluviosa. Una mujer ocupa una silla en la Plaza de la Campana tras una jornada lluviosa.

Una mujer ocupa una silla en la Plaza de la Campana tras una jornada lluviosa. / Juan Carlos Muñoz

La aplicación del IVA en las sillas de la carrera oficial –y su consiguiente encarecimiento para el bolsillo de los abonados– va camino de convertirse en otro frente político entre la Junta y el Estado. La Consejería de Hacienda ha solicitado al ministerio homólogo que rebaje dicho impuesto por dos razones fundamentales: el impacto religioso, cultural y artístico que atesora la Semana Santa (de toda Andalucía) y la labor social que realizan las hermandades. La petición se hace en vísperas de una nueva cuaresma y en plena confrontación entre ambas administraciones por cuestiones fiscales y financieras.

A la larga lista de peticiones que el consejero andaluz Juan Bravo le tiene realizado a la ministra María Jesús Montero se suma ahora otra que atañe al mundo de las cofradías: las sillas de la carrera oficial, a las que este año se les ha aplicado un IVA del 21%, lo que ha supuesto una subida del precio, que en lugares como la Plaza de la Campana se ha traducido en un incremento de 33 euros.

Según la Junta, tras la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera se ha trasladado a Montero “la inquietud” por dicho aumento, de ahí que se haya solicitado un encuentro entre la secretaria de Estado de Hacienda con su homólogo en Andalucía.

En dicha reunión se abordaría la posibilidad de que el IVA fuera del tipo reducido, del 10%, un objetivo que ya en su día pidió el presidente del Consejo de Hermandades de Sevilla, Francisco Vélez, cuando tuvo conocimiento de las indicaciones dadas desde el Ejecutivo central.

"Repercusión económica y social"

El Gobierno andaluz basa esta petición en “la repercusión económica y laboral” que tiene la Semana Santa, en su “impacto religioso, cultural y turístico”, así como en “la labor social” que realizan las hermandades gracias a los ingresos que obtienen de la explotación de la carrera oficial.

La Junta exige, además, que este encuentro se celebre “a la mayor brevedad posible dadas las fechas en las que nos encontramos”, a poco más de un mes de una nueva Semana Santa.

Esta petición llega después de que en Sevilla se haya cerrado el plazo de renovación de abonos, el cual no se ha visto afectado por el sobrecoste del IVA. Todo lo contrario, las sillas perdidas este año suponen un 56% menos que en 2019. Las solicitudes para hacerse con algunas de las pocas vacantes se han disparado un 23%.

Máxima confrontación política

La solicitud de reducción del IVA llega en un momento de máxima confrontación entre Gobierno y Junta por temas fiscales, por lo que este asunto puede convertirse en otro argumento para la batalla política entre ambos ejecutivos bipartitos, con consignas totalmente opuestas.

El Gobierno andaluz, desde que tomó posesión hace un año, siempre ha hecho público su interés por proteger a las hermandades. Como ejemplo, sirva la línea de ayudas que la Consejería de Cultura y Patrimonio destina para conservar los bienes materiales de estas corporaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios