Cofradías

La Primitiva de la Mortaja, expuesta junto a los titulares de la hermandad

  • Ambas piedades presiden el altar de la iglesia del antiguo convento de la Paz

La Primitiva de la Mortaja expuesta junto a los titulares de la hermandad La Primitiva de la Mortaja expuesta junto a los titulares de la hermandad

La Primitiva de la Mortaja expuesta junto a los titulares de la hermandad

Todos los titulares de la Hermandad de la Sagrada Mortaja juntos y en buen estado de conservación. Así se han encontrado los devotos de la Piedad de la corporación del Viernes Santo el altar del ex convento de la Paz.

Una grata noticia para la Mortaja, que culmina así un anhelo del pasado. Su imagen primitiva, atribuida a los discípulos de Pedro Millán, ha sido restaurada recientemente por Juan Manuel Miñarro en su taller. El imaginero sevillano ha recuperado la policromía original de la talla, que difiere mucho en aspecto de la que conocían algunos hermanos. La primitiva se encontraba en una de las dependencias de la casa de hermandad, por lo que muchos miembros de la corporación nunca la habían visto de cerca.

Ahora puede comparar la talla originaria con los titulares que procesionan cada Viernes Santo por las calles de Sevilla. Y comprobar por ellos mismos el parecido entre ambas imágenes con la misma iconografía. Además, Miñarro ha eliminado algunos detalles de la talla para darle mayor realismo y sobriedad. La ráfaga ha sido eliminada y la base sustituida, aparte de hacerla más ligera y manejable. 

Las imágenes de la Sagrada Mortaja entronizadas en el altar mayor del ex convento de la Paz. Las imágenes de la Sagrada Mortaja entronizadas en el altar mayor del ex convento de la Paz.

Las imágenes de la Sagrada Mortaja entronizadas en el altar mayor del ex convento de la Paz. / Víctor Rodríguez

El lugar elegido para presentar esta nueva talla fue el altar de la iglesia. Justo debajo del lugar donde están los titulares actuales de la Mortaja. Esta imagen histórica resume en un vistazo su historia. Hasta ayer, para saber sobre la imagen primitiva había que pararse ante el azulejo pintado que hay en el patio del ex convento Francisco Maireles: "Es legado de tradición que después de la reconquista de Sevilla un delincuente huyendo de la justicia se refugió en la iglesia de Santa Marina. Y buscando esconderse, agrandó un hueco en la torre. Hallando una imagen de la Virgen con el hijo muerto en sus brazos a la que invocó piedad y lo librase de caer en manos de la justicia, consiguiéndose sus propósitos. Aquella imagen tomó la advocación de la Piedad, siendo objeto de gran devoción de los fieles, los que fundaron una cofradía establecida hoy en el antiguo convento de la Paz, propiedad de esta Hermandad de la Sagrada Mortaja. La que conserva como tesoro aquella primitiva y milagrosa imagen de Nuestra Señora de la Piedad".

A partir de hoy, además de saber por la palabra la historia de la Mortaja, también se puede conocer a través de sus tallas. Conservadas y juntas en el templo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios