El Palquillo

El cardenal Amigo, recibido como hermano de la Esperanza de Triana

  • El purpurado regaló a la hermandad una cruz pectoral

El cardenal Amigo durante la función solemne en honor a la Esperanza de Triana. El cardenal Amigo durante la función solemne en honor a la Esperanza de Triana.

El cardenal Amigo durante la función solemne en honor a la Esperanza de Triana. / M. G.

El cardenal Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de Sevilla, fue recibido ayer como hermano de la Esperanza de Triana tras oficiar la función principal celebrada en honor de la Dolorosa con motivo de su festividad.

Durante la homilía, Amigo Vallejo recalcó que "la Esperanza no es sentarse en el camino y aguardar a que vayan pasando las cosas. La Esperanza es la vida de la vida".

El cardenal Amigo firmando en el libro de honor de la hermandad. El cardenal Amigo firmando en el libro de honor de la hermandad.

El cardenal Amigo firmando en el libro de honor de la hermandad. / M. G.

Tras la celebración eucarística, el hermano mayor, Sergio Sopeña,  recibió de manos del cardenal una cruz pectoral portada por él mismo durante años, como ofrenda para la Virgen, acompañada de unas palabras manuscritas en recuerdo del antiguo hermano mayor de la coronación pontificia, Vicente Acosta. 

Acto seguido, y tras la imposición de la medalla de la hermandad, el Cardenal Amigo fue recibido como hermano de la corporación en un emotivo acto plagado de recuerdos de todos aquellos momentos que el arzobispo emérito de Sevilla ha otorgado a la Hermandad de la Esperanza de Triana en las últimas cuatro décadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios