El Fiscal

La era dorada de las flores

  • Hasta hace poco eran inimaginables las composiciones que hoy día se ven en los pasos

Flores de talco y naturales en el paso de la Virgen del Rosario, del Polígono de San Pablo.

Flores de talco y naturales en el paso de la Virgen del Rosario, del Polígono de San Pablo. / Joaquín Corchero

A nadie escapa que la el arte del adorno floral vive una de sus épocas doradas. Se crean nuevas y variopintas composiciones que hasta hace poco costaba imaginar encima de los pasos. Un ejemplo claro lo tuvimos ayer con las flores de talco (de origen conventual) que lucieron los palios del Polígono de San Pablo y de la Redención. Una artesanía en la que mucho influyó para su recuperación el que fuera en su día turboconsejero de las Glorias, Andrés Martín, quien empezó a realizarlas para que volvieran a colocarse en los altares tras años de olvido. La primera en emplear este tipo de combinaciones en Semana Santa fue la Virgen de las Angustias, de la Hermandad de los Gitanos.

Siete autobuses

Los que se fletaron ayer desde Linares (Jaén) para acompañar a la Agrupación Musical La Pasión, de esta localidad, que se estrenó, con un buen nivel, tras el Cautivo de Santa Genoveva. Sus componentes, familiares y amigos vivieron con especial intensidad una jornada histórica. La primera vez que tocaban en la capital andaluza, en plena Semana Santa y en carrera oficial. De ahí el interés que se había suscitado en este municipio los últimos meses.

Autenticidad

La que se vive tras el Señor Cautivo del Tiro de Línea. La larga filas de devotas que lo siguen desde que sale del barrio es la mejor demostración de que esta fiesta aún vale la pena. Hoy se podrá comprobar lo mismo con la Virgen de los Dolores, del Cerro, otro de los pilares devocionales sin los que no se entiende la Semana Santa del siglo XXI.

Extraño

La Unidad Militar de Emergencia (UME) realiza una labor encomiable. Su ayuda humanitaria resulta indiscutible. Y está más que justificado su reconocimiento. Pero a muchos extrañó ayer el himno que sus integrantes interpretaron a la salida de la Virgen del Rosario, del Polígono de San Pablo. Estamos acostumbrados a oír este tipo de intervenciones en otras ciudades. Será cuestión de irlas asimilando.

Juan Carlos Cabrera con su mujer e hijas en el templo de Santiago. Juan Carlos Cabrera con su mujer e hijas en el templo de Santiago.

Juan Carlos Cabrera con su mujer e hijas en el templo de Santiago. / D. S.

Un concejal en Santiago

El concejal de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, es un reconocido cofrade. Nunca lo ha ocultado. Hermano de la Macarena, vive estos días a caballo entre la responsabilidad municipal de su cargo y la que le compete como padre de dos hijas, Carla y Rosario, que ayer hicieron estación de penitencia como monaguillas de la Virgen del Rocío. Hasta el templo de Santiago acudió el edil socialista en compañía de su mujer, Rosario Moreno, para vivir la salida de una de las cofradías que mayor aumento de nazarenos ha registrado.

Joyas

La Virgen del Rocío es una de las dolorosas mejor enjoyadas de la Semana Santa. Su paso está cuajado de detalles para los más curiosos. Desde los que aparecen en la orfebrería y bordados hasta los que conciernen a la indumentaria de la imagen mariana. De excepcional gusto.

Detalles

Continuando con los detalles. No se olviden hoy de fijar la vista en el cíngulo que lucirá la Virgen de los Dolores, del Cerro del Águila. Se trata de una antigua pieza de pasamanería de hojilla, con borlas en plata y seda celeste, del siglo XIX, enriquecida con turquesas y brillantes de Swaroski, donación de su vestidor, Francisco Carrera Iglesias.

Los mensajes del Fiscal

Recibido a las 11:30: “La Estrella tardó anoche más de dos horas en pasar por el Postigo, acotado al público salvo para los clientes de La Isla. Todo un absurdo”. A las 14:47: “Fiscal, la pregonera Charo Padilla ha tocado el llamador en el Polígono de San Pablo. Lo gracioso es que ella misma ha retransmitido el acto. Le ha faltado autopreguntarse qué se siente al tocar el llamador”. A las 17:25: “Fiscal, qué bonito es oír a Manuel del Cuvillo, hermano mayor del Rocío, pedir una oración al Señor de la Redención, ‘el de los brazos abiertos’, como siempre decía nuestro querido don Eugenio”. A las 18:30: “Fiscal, Pepe Aguilar lleva 27 años vistiendo a la Virgen del Rocío. Este año lleva un precioso tocado de organza dorada”. A las 20:10: “Algunas de las cosas que se tocan hoy en día tras los pasos de Cristo podrían ser calificadas hasta de sacrílegas”. A las 21:15: “El Domingo de Ramos se ha convertido en el día más chabacano. En las jornadas laborales, aunque hay público que deja que desear, la gente sabe más a lo que viene”.

Dos monaguillos de las Penas de San Vicente. Dos monaguillos de las Penas de San Vicente.

Dos monaguillos de las Penas de San Vicente. / D. S.

La importancia de los monaguillos

Fuente de alegría, orgullo de los adultos. Son la sal de la Semana Santa, son la feliz algarabía de todas las cofradías. Juan y Pepe. Pepe y Juan. San Vicente es siempre un reencuentro con la infancia, con los recuerdos, con la tierna mirada del Señor caído que, al final, siempre se levanta. La Semana Santa no se entiende sin la infancia. Sin esos momentos que nos devuelven a la verdadera patria. Aquélla que resucita el Lunes Santo junto a los naranjos de la Plaza de Teresa Enríquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios