El Palquillo

Las hermandades plantean la necesidad de crear un organismo europeo que las agrupe

  • Durante el fin de semana se ha celebrado en Lugano el Forum Europeo de Hermandades, cuya segunda edición, en 2021, será en Málaga.

Las hermandades plantean la necesidad de crear un organismo europeo que las agrupe y sostenga en su labor evangelizadora Las hermandades plantean la necesidad de crear un organismo europeo que las agrupe y sostenga en su labor evangelizadora

Las hermandades plantean la necesidad de crear un organismo europeo que las agrupe y sostenga en su labor evangelizadora / M. G.

Una cita de altura. Numerosas hermandades y confraternidades se han reunido durante el pasado fin de semana en el Primer Forum Europeo de Hermandades, celebrado en la localidad suiza de Lugano. En esta cita han participado cofrades de Suiza, Italia, Portugal, Francia, Malta, Polonia, Liechtenstein y Austria, además de España, representada por las ciudades de Valladolid y Málaga, cuya Agrupación de Cofradías ha logrado que la segunda edición del foro, el próximo año, sea en la capital de la Costa del Sol.

La iniciativa partió de la cofradía luganesa de San Carlos Borromeo -que está celebrando sus cuatrocientos años de historia- y contó con la presencia de monseñor Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, así como con el patrocinio del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa. Por parte de Sevilla, que no ha estado representada de manera oficial pese a los más de cinco siglos de historia de la Semana Santa de Sevilla y sus hermandades y a ser un referente mundial en la manera de vivir piedad popular, acudió a título particular Carlos López Bravo, profesor titular de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevilla, que ha ocupado diversos cargos en hermandades y en el Consejo de Cofradías.

López Bravo destacó durante su esperada intervención la importancia que las hermandades juegan en la sociedad sevillana. Desgranó los tres tipos de corporaciones existentes -sacramentales, gloria y penitencia-, y reveló que uno de cada tres sevillanos pertenecía a alguna hermandad. Posteriormente, explicó a qué se dedican durante el año, hablando de sus cultos, que culminan con las estaciones de penitencia a la Catedral, en el caso de las corporaciones de penitencia; de la importancia que juegan para la conservación del patrimonio y para el fomento de artesanías con siglos de historia; de la caridad y sus múltiples proyectos sociales, muchos de ellos pioneros; y de la labor de formación entre los cofrades. 

Carlos López Bravo durante su intervención. Carlos López Bravo durante su intervención.

Carlos López Bravo durante su intervención. / M. G.

Crear un organismo europeo

A lo largo de un día y medio, representantes de estas asociaciones de fieles -que aúnan a más de seis millones de personas en veinte países- reflexionaron en la facultad de Teología de la ciudad suiza acerca de sus posibilidades y desafíos, y vislumbraron la necesidad de crear un organismo europeo que las agrupe y sostenga en su labor evangelizadora. Las hermandades y cofradías están formadas en su mayoría por fieles laicos y es notable su contribución a ámbitos tan fundamentales como la caridad, el patrimonio artístico y cultural o la catequesis, además de ser instrumentos de fuerte cohesión social y expresión de la viveza y fuerza de la piedad popular.

En su intervención, monseñor Fisichella recordó a los presentes las palabras del Papa Francisco dirigidas a los fieles en la Jornada Mundial de la Piedad Popular, celebrada en Roma el 5 de mayo de 2013, al poco tiempo de su elección. En aquella ocasión, el Santo Padre destacó tres términos especialmente importantes para las hermandades: "evangelicidad" -neologismo propuesto por Francisco-, "eclesialidad" y "misionariedad". Fisichella ofreció una nueva palabra: "gratuidad", que implica la capacidad de acogida a todas las personas.

Un momento de las jornadas celebradas en Lugano. Un momento de las jornadas celebradas en Lugano.

Un momento de las jornadas celebradas en Lugano. / M. G.

El presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización destacó igualmente el rol que pueden desarrollar las cofradías frente al cambio cultural que implican los nuevos lenguajes, fruto de los avances tecnológicos: "Las cofradías han de expresar la vía de la belleza en la Nueva Evangelización, que no se desarrolla solo en el arte o en la música, sino en todo lo que permite expresar hoy la belleza. No podemos presentar solo todo lo que fue hecho por la creatividad y la fantasía del pasado. Tenemos el objetivo de crear belleza hoy".

Los retos de las cofradías hoy

Por su parte, Luis Merino, presidente de la Agrupación de Cofradías de Málaga, subrayó algunos problemas y desafíos que enfrentan las cofradías actualmente: en primer lugar, la presencia más activa de la mujer en la vida y en los puestos directivos de estas asociaciones. En segundo lugar, llegar a los jóvenes para hacerlos partícipes -también en el plano directivo- de las hermandades. Y otros retos como la comunicación de las cofradías a la sociedad actual, la pretensión de politización que puede haber en estas realidades eclesiales -dada la relevancia social de algunos de sus miembros-, y la aventura de la nueva evangelización con los medios actuales.

Merino invitó a los presentes a continuar con la iniciativa del Fórum Paneuropeo en Málaga el año próximo. La fecha coincide con el centenario de la Agrupación de Cofradías, que tiene previsto organizar también un congreso internacional dentro de su programa de actos conmemorativos.

Todos los asistentes al evento han obtenido la indulgencia plenaria, una circunstancia que revela la importancia que ha tenido el encuentro para la Santa Sede.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios