Tradiciones

Primer viernes de marzo como pórtico de la Cuaresma

  • Numerosos devotos acuden en esta jornada a venerar a las imágenes del Cautivo en el centro y los barrios de la ciudad

Los vienes de marzo son cita ineludible en el Tiro de Línea. El Cautivo es el pilar devocional del barrio. Los vienes de marzo son cita ineludible en el Tiro de Línea. El Cautivo es el pilar devocional del barrio.

Los vienes de marzo son cita ineludible en el Tiro de Línea. El Cautivo es el pilar devocional del barrio. / José Ángel García

Un primer viernes de marzo sin Cuaresma. El ciclo lunar ha propiciado que esta jornada tan tradicional no coincida con el periodo que antecede a la Semana Santa, que este año cae bastante tarde en el calendario. Con la flor del naranjo a punto de reventar y con las temperaturas que invitan a despojarse de ropa (ya hay guiris en bermudas), la ciudad vive este arranque de mes con las visitas que marca la tradición

Marzo es el mes del Cautivo. El Señor de las manos atadas que se venera en el centro y en los barrios. Velas de promesa en San Ildefonso, donde se recogen donativos para sufragar la restauración de la túnica bordada que luce una de las imágenes de mayor devoción de la ciudad. 

Cerca de allí, en la Casa de Pilatos se venera otra antiquísima imagen del Cautivo. En el interior se ultiman los preparativos para el Vía Crucis de la Pía Unión que tiene lugar la tarde de este viernes y que viene precedido de una eucaristía oficiada por el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo. Este rito recuerda el origen de la Semana Santa, cuando el Marqués de Tarifa estableció el rezo de las estaciones desde su residencia hasta el humilladero de la Cruz del Campo

Si hay un barrio sevillano donde este primer viernes de marzo se vive con intensidad, ése es el Tiro de Línea. El Cautivo extiende sus manos para que los vecinos actuales y los que se marcharon de allí depositen en ellas los besos más esperados del año. Cientos de fieles pasan en esta jornada por la parroquia de Santa Genoveva para cumplir con esta tradición, uno de los cultos de mayor afluencia de cuantos celebra la corporación del Lunes Santo. En las calles de este barrio, por cierto, ya empieza a oler a azahar

Cientos de devotos acuden este viernes a venerar al Cautivo de San Ildefonso. Cientos de devotos acuden este viernes a venerar al Cautivo de San Ildefonso.

Cientos de devotos acuden este viernes a venerar al Cautivo de San Ildefonso. / José Ángel García

Este viernes tiene otras citas ineludibles. En San Antonio Abad Jesús Nazareno, de la Hermandad del Silencio, se encuentra expuesto en besapié entre un mar de lirios. Al igual ocurre en San Esteban, donde al Señor de la Salud y Buen Viaje se le puede contemplar sin clámide y sin caña. 

Y en San Lorenzo, Jesús ante Anás también se encuentra en besamano, como también lo está en la capilla vecina la Soledad, cuyas manos abren y cierran el tiempo de espera. La Cuaresma ya se palpita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios