Petición

José Luis Sanz se suma a la petición de una calle para la Virgen de los Dolores y Misericordia

La Virgen de los Dolores y Misericordia, obra de Eslava Rubio en 1962

La Virgen de los Dolores y Misericordia, obra de Eslava Rubio en 1962 / Víctor Rodríguez

Una iniciativa que toma fuerza y cuerpo. La hermandad de Jesús Despojado está promoviendo, desde hace algunas semanas, la rotulación de una calle que lleve por nombre el de su titular mariana, María Santísima de los Dolores y Misericordia. Por tal motivo, la corporación está promoviendo una recogida de firmas entre hermandades, instituciones, vecinos y todo tipo de entidades para que se sumen a este proyecto, y así conseguir los apoyos necesarios para llevarlo al plano institucional. 

La intención de la junta de gobierno y todos los colectivos de la hermandad implicados en la propuesta es que se rotule, con el nombre de la Virgen, la actual calle Quirós, una calleja que conecta Doña Guiomar con la Plaza de Molviedro. Tal es la aceptación que está generando la iniciativa que hasta ha firmado el alcalde de la ciudad, José Luis Sanz.

El regidor hispalense acompañó en la tarde del domingo a esta hermandad en la celebración de su anual certamen de bandas. Allí mismo estampó su firma, dejando constancia de su interés y compromiso para con la cofradía. Durante dicho certamen se recabaron decenas de apoyos a raíz de la masiva asistencia que siempre genera este evento musical, uno de los más consolidados de la Cuaresma sevillana. 

La imagen en Molviedro

La Virgen de los Dolores y Misericordia, obra preclara de Antonio Eslava Rubio, fue bendecida a inicios de septiembre de 1962 en la parroquia de San Julián. La ejecución de la misma fue impulsada prácticamente en su totalidad por Antonio Fernández 'Fernand', que revitalizó la cofradía tras varios años de postración. Desde 1982 esta corporación tiene su sede en la Capilla del Mayor Dolor, que fue reinaugurada por don José Ruiz, párroco del Sagrario, el 23 de mayo del citado año. Aunque sufrió ciertos avatares y hubo que hacer frente a diferentes contratiempos, como el embargo del paso del Señor por impagos en las obras de acondicionamiento, finalmente en el año 1995 se concierta con los Misioneros Claretianos la firma de la escritura de propiedad de la capilla y su casa anexa. En definitiva, más de cuarenta años de historia en la plaza de Molviedro, que ya no se entiende sin la cofradía de Jesús Despojado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios