Rocío 2020

La Virgen del Rocío, preparada para un Pentecostés sin romería

  • La Blanca Paloma preside un altar extraordinario en la parroquia almonteña para la novena que comienza este viernes

  • Las flores que adornan su vestido están inspiradas en el cartel de Pérez Indiano

La Virgen del Rocío, en el altar extraordinario para la novena en su honor. La Virgen del Rocío, en el altar extraordinario para la novena en su honor.

La Virgen del Rocío, en el altar extraordinario para la novena en su honor. / Hermandad Matriz de Almonte

La Virgen del Rocío ha amanecido este jueves vestida para los cultos que se celebran para un atípico Pentecostés: en su pueblo, Almonte, y sin romería, debido a la pandemia universal de coronavirus y a la prohibición de celebrar cultos públicos mientras se mantenga el estado de alarma. Una estampa histórica.

La Blanca Paloma preside el presbiterio de la parroquia de la Asunción en un altar montado para la ocasión. En él se han empleado las columnas del baldaquino que hace las veces de altar mayor del templo cuando no se encuentra la patrona almonteña y que es desmontado para la venida, cada siete años. 

Esta estructura efímera la completan los arcángeles del antiguo retablo de Cayetano Acosta que había en la ermita anterior y un rosetón con la representación del Espíritu Santo (principal protagonista de la Pascua de Petencostés), propiedad de la Hermandad de la Trinidad, de Sevilla, y que lucía en el primitivo paso alegórico de la cofradía. Remata el conjunto una guirnalda de flores de talco, elaborada por dos familias almonteñas, que recuerdan los adornos que tradicionalmente se colocan en este municipio onubense para las procesiones de la Virgen cuando se encuentra allí. 

Para esta ocasión tan extraordinaria, las camaristas han vestido a la Reina de las Marismas con el conjunto que lució para su coronación canónica, hace 101 años: manto y saya conocido como "de los Montpensier", donado por la condesa de París; la presea de oro que le fue regalada para aquel acontecimiento; el rostrillo de Muñoz y Pabón; y las ráfagas de Tello de Eslava, que se recuperaron en su color original -plata- el pasado otoño. 

Altar de la Virgen del Rocío para celebrar este Pentecostés en la parroquia almonteña. Altar de la Virgen del Rocío para celebrar este Pentecostés en la parroquia almonteña.

Altar de la Virgen del Rocío para celebrar este Pentecostés en la parroquia almonteña. / Hermandad Matriz de Almonte

Mención especial requieren las flores que adornan la indumentaria de la Virgen, realizadas por el hijo de la camarista y diseñador almonteño, Mamé de la Vega. Son rosas de terciopelo empolvadas, de las que destacan sus pétalos en metal dorado, que crean unos destellos de oro, similares a los que José Tomás Pérez Indiano pintó en el cartel que anuncia este atípico Pentecostés y que supone una metáfora del Rocío como luz de un mundo en las tinieblas del coronavirus. 

La Virgen se presenta así para la novena en su honor que celebra la Hermandad Matriz de Almonte, que dará comienzo este viernes y que finalizará el sábado 30 de mayo. Un día después, tendrá lugar el Pontifical de Pentecostés y ya en la madrugada del lunes, el rosario. Estos cultos se desarrollarán sin fieles y serán transmitidos por Facebook y el canal de Youtube de la corporación almonteña. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios