Informe de CCOO

25-N y pandemia: menos denuncias por violencia de género pero más llamadas al 016

  • El descenso de las denuncias en Sevilla llegó al 31% entre enero y junio, mientras que las llamadas a la línea del Ministerio se incrementó en un 26%

  • Dos de las 9 mujeres que han sido asesinadas en lo que va de año en Andalucía son sevillanas

  • CCOO alerta de que el "cóctel" de falta de recursos, apoyo familiar y miedo a no ser creída se agrava con la crisis del Covid-19

Mural en un edificio público de Guillena, pintado con motivo del 25N, que se desarrolla en la localidad con el lema 'la violencia de género también es una pandemia'. Mural en un edificio público de Guillena, pintado con motivo del 25N, que se desarrolla en la localidad con el lema 'la violencia de género también es una pandemia'.

Mural en un edificio público de Guillena, pintado con motivo del 25N, que se desarrolla en la localidad con el lema 'la violencia de género también es una pandemia'. / M. G.

En un 25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia de Género condicionado como todas las cosas por la pandemia, hay datos que revelan cómo la crisis sanitaria está provocando cambios en la lucha contra esta lacra.

Entre enero y junio de 2020 el número de denuncias por violencia contra la mujer que se presentaron en la provincia de Sevilla fue un 31% menor a las del mismo periodo del año anterior, 2019. En concreto, se presentaron 2.523 denuncias, lo que supone 1.157 menos. La caída superó la media andaluza.

Este hecho contrasta con que la atención telefónica a través del teléfono 016 sí que aumentara. Y lo hizo además en una cifra muy aproximada, en un 26% en Sevilla, según datos recopilados por CCOO. 

Para Eva Martínez Cabana, a secretaria de Mujer de CCOO de Sevilla, “esto demuestra que la violencia no solo sigue existiendo, aunque continúen los discursos misóginos y negacionistas, sino que la pandemia ha empeorado la situación para muchas mujeres al obligarlas a confinarse demasiado tiempo junto a sus agresores”.

También evidencia que debe mantenerse el "compromiso social" y evitar que el abandono de la víctima se termine generalizando, advierte.

Martínez Cabana recuerda que las causas que llevan a las mujeres en estas circunstancias a seguir conviviendo con sus maltratadores son múltiples, como la falta de autonomía económica, de apoyos o el miedo a no ser creída. El sindicato considera que ese "cóctel" se ha agravado con la pandemia y el hecho de tener que confinarse, a la vez que se complica cualquier trámite o acción para salir de ese círculo pernicioso.

En lo que respecta a las llamadas al 016 (teléfono gratuito de información y asesoramiento del Ministerio de Igualdad sobre este tema, que no deja registro de la llamada) entre el primer y el segundo trimestre de 2020 aumentaron un 40% en la provincia de Sevilla. Es decir, coincidiendo con el confinamiento duro, entre los meses de marzo y junio.

Entre enero y hasta el pasado 18 de noviembre, nueve mujeres han sido asesinadas en Andalucía, a la cabeza de este lamentable ranking. Dos de estos crímenes se cometieron en Sevilla. Desde el año 2003, cuando se empezaron a contabilizar, las víctimas mortales en Sevilla han sido 37.

"Discursos misóginos que van calando"

En este sentido, para Martínez Cabana “son inaceptables los discursos misóginos que van calando en la población y generando un estado de miedo a las mujeres y rearmando a los asesinos”. La responsable de mujer del sindicato también recuerda que el asesinato "es la más brutal y la última acción del maltratador contra su víctima" pero siempre va "precedida de otro tipo de ataques psicológicos, verbales, físicos, económicos y sexuales”.

“La responsabilidad social y política es denunciarlos para frenar el avance de los mismos", apostilla.

Siguiendo con los datos que CCOO ha ido recopilando y haciendo públicos en vísperas de este 25-N, en los dos primeros trimestres de 2020 se dictaron en Sevilla un total de 796 órdenes de protección, 42 menos que en el mismo período de 2019 (838), lo que supone un 5% menos.

Sevilla se mantiene como la provincia andaluza con un mayor porcentaje de órdenes denegadas. En 2019, las órdenes denegadas superan en un 17,8% a las órdenes de protección aprobadas.

Ayudas laborales

Por otro lado, entre enero y septiembre se realizaron en la provincia 11 contratos bonificados a víctimas de violencia de género, 14 menos que en el mismo período del año anterior (un 56 % menos). Estas bonificaciones se hacen en la cuota que el empresario paga la Seguridad Social y pueden ser de hasta 125 euros al mes para contratos indefinidos y de 50 para contratos temporales, sin necesidad de que previamente la mujer esté desempleada.

La mayoría de las boniciaciones se dan en contratos que tienen que ver con limpieza de oficinas, hoteles y otros establecimientos y cuidados personales a domicilio. 

En el mismo periodo, se han reconocido en la provincia de Sevilla 1.091 Rentas Activas de Inserción, de nuevo muy por debajo del mismo periodo del año previo: 280 menos o un descenso porcentual del 8,5. Según CCOO, Sevilla es una de las provincias donde menos peso tienen las mujeres víctimas de violencia de género que perciben la RAI sobre el total (13,3%).

CCOO cree "imprescidible" indentificar los actos en los que se ejerce la violencia contra la mujer, no sólo en el ámbito de la pareja o ex pareja, sino en otros, como el acoso sexual o el acoso por razón de sexto en el trabajo. Como organización sindical, apuesta por trabajar desde el diálogo social y la negociación colectiva para acuerdos contra la economía sumergida y por "más y mejor empleo". 

También señala que los ERTE "han protegido a 3 de cada 4 empleos femeninos". Igualmente, cree que el colectivo se ve especialmente reforzado con la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que contribuye a reducir la brecha salarial. Igualmente, apuesta por una regularización del teletrabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios