Sevilla

Adepa censura que el catálogo de protección de Nervión no incluya la de casa-jardín

  • El gobierno municipal aclara que el rechazo al catálogo, que lleva en tramitación desde 2017, pone en riesgo 69 inmuebles que en muchos casos quedarían sin protección alguna.

El chalé número 35 de la calle Cristo de la Sed, en Nervión. El chalé número 35 de la calle Cristo de la Sed, en Nervión.

El chalé número 35 de la calle Cristo de la Sed, en Nervión. / juan carlos muñoz

Un rechazo al Catálogo de Protección de Nervión por considerarlo incompleto. La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) ha reclamado a los partidos políticos en la oposición municipal que se opongan a la aprobación del Catálogo de Protección que ha elaborado el gobierno municipal por considerarlo inconcluso y por no proteger la principal tipología de vivienda regionalista: la casa-jardín.

"El Catálogo que aún está por terminar para la mitad de sus edificios, aunque se denomina de Nervión sólo abarca unas pocas calles del barrio por lo que el nombre no corresponde en absoluto a la realidad", ha explicado Adepa.

Dentro de las calles incluidas, según la asociación, sólo habría 33 casas realmente protegidas, ya que   pero aún no están catalogadas. Aún incluyendo estas últimas, el número es "absolutamente insuficiente", un 10% del caserío, afirma Adepa: "A diferencia de todos los catálogos y planes ya en vigor, que como mínimo, catalogan entre el 50% y 60% del caserío".

Más importante y fundamental para Adepa es que el catálogo no contempla una medida general como es la protección de la tipología de la casa jardín que diseñaron los arquitectos del regionalismo para el barrio y la altura limitada a una, dos o tres plantas. Se trata de una reivindicación principal: "Con ello, está en peligro una buena parte del patrimonio vegetal del barrio de Nervión, con un tratamiento muy diferente del que se dio, en otros momentos, al barrio del Porvenir o Heliópolis".

Según Adepa, el gobierno municipal les reclama que soliciten la ampliación del catálogo, "algo que ya hemos hecho en las alegaciones y nos fue rechazado". Por todo ello, Adepa ha solicitado a los grupos de la oposición el rechazo a la aprobación de este catálogo y, para que no se pierda la protección ya dada, se incluya en el catálogo periférico los edificios ya protegidos, algunos de los cuales ya figuran.

Por otra parte, Adepa cree la ampliación del catálogo, se podría llevar a cabo sin nuevas paralizaciones de obras, "basta con que el Pleno del Ayuntamiento solicite la protección tipológica del barrio, es decir el respeto a alineaciones interiores y exteriores, zonas verdes y altura hasta que se haya elaborado la ampliación del catálogo en toda la extensión del barrio de Nervión".

Por su parte, el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, ha aclarado a Adepa que su propuesta de rechazar en el Pleno la aprobación definitiva del catálogo de protección del barrio de Nervión  conllevaría una situación de desprotección de muchos de estos edificios en los que se podría volver a construir o a derribar como ocurría antes de que se iniciara este proceso dado que hay un periodo máximo para la suspensión de licencias que expira este año.

"Es incomprensible que una asociación que defiende el patrimonio se oponga a que se protejan 69 edificios que estaban en riesgo y que tienen valor patrimonial. Si lo considera insuficiente, que es una posición legítima, tiene que proponer que se amplíe o se genere un nuevo documento pero oponerse al actual sólo va a suponer que los 69 edificios incluidos queden sin catálogo y sin la protección que les concede la suspensión de las tramitaciones de licencias mientras dure el procedimiento urbanístico", apuntó el delegado.

Muñoz ha recordado que la propuesta del catálogo partió de una iniciativa del Pleno para proteger un barrio en el que no había instrumentos para impedir un derribo o una obra que no respetara el valor patrimonial. El catálogo ha ido incrementándose durante todo este proceso incorporando nuevos edificios a raíz de alegaciones o de los informes de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico que sólo advirtió que por seguridad jurídica la suspensión de las licencias por estar en un catálogo preventivo no podía ser permanente sino durante un plazo de tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios