Salud

Antonio se libra de su enfermedad gracias a las células de Estrella

  • El trasplante de células madre del cordón umbilical de una niña de cuatro meses ha permitido que el menor granadino, de sólo 6 años, se libre de una enfermedad sanguínea. El trasplante se ha desarrollado en el Virgen del Rocío.

Comentarios 42

La vida de Antonio, un niño de seis años natural de Churriana de la Vega (Granada), será más fácil a partir de ahora después del procedimiento al que ha sido sometido en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Gracias al trasplante de células madre procedentes del cordón umbilical su hermana -un bebé de cuatro meses- podrá librarse de la aplausia medular que padece, una enfermedad sanguínea que le obligaba a someterse a transfusiones cada semana. Se trata del segundo caso que se lleva a cabo en este centro sanitario mediante el cual se selecciona previamente un embrión para salvar la vida de un menor.

Antonio Fuillerat y Melania García mostraban este jueves una tímida sonrisa al hablar con los medios de comunicación. Acudieron con sus hijos Antonio y Estrella. Era la segunda vez que mostraban a la pequeña. Su primera aparición pública se produjo a los pocos días de nacer el 11 de febrero. Ya entonces fue noticia al darse a conocer que se trataba del segundo bebé seleccionado genéticamente para salvar a un hermano. La enfermedad -no hereditaria- que padece el hijo mayor del matrimonio provoca la desaparición de las células encargadas de producir sangre en la médula ósea. Tras la infructuosa búsqueda para lograr un donante satisfactorio, hace dos años se puso en marcha el diagnóstico genético preimplantatorio (DGP) para concebir a un bebé de perfil compatible con el de Antonio. Dicho programa lo aplica la sanidad pública desde 2006, cuando se aprobó la Ley de Reproducción Asistida.

Cuatro meses después el pequeño Antonio ha sido dado de alta del Virgen del Rocío tras el trasplante sanguíneo al que ha sido sometido y que ha concluido con "éxito", según señalaron este jueves los directivos del hospital. El menor ingresó el 2 de mayo en el centro sanitario y cinco semanas después se ha podido implantar al 100% la médula recibida de su hermana. A partir de ahora no necesitará transfusiones semanales, sólo tratamiento farmacológico (medicamentos inmunosupresores) y revisiones que en un principio serán rutinarias para después espaciarse más en el tiempo. Estas inspecciones estarán controladas por el equipo de Hematología Pediátrica del Virgen del Rocío, que dirige José María Pérez Hurtado.

Éste es el segundo caso de un bebé nacido en la sanidad pública española (ambos en el Virgen del Rocío) con un perfil genético compatible (HLA) con el de su hermano. El primero fue el de Javier, que fue concebido para salvar a su hermano Andrés, que sufría una beta-Talasemia mayor (enfermedad hereditaria que reduce la esperanza de vida a 35 años). En aquella ocasión, además, hubo que seleccionar embriones libres de la tara hereditaria. Actualmente hay otros cinco casos similares que estudia la Consejería de Salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios