Urbanismo

Un hotel de cuatro estrellas en un edificio regionalista de Triana

Edificio residencial protegido en el número 89 de San Jacinto. Edificio residencial protegido en el número 89 de San Jacinto.

Edificio residencial protegido en el número 89 de San Jacinto. / Víctor Rodríguez

Un nuevo edificio regionalista de la ciudad que será destinado por sus propietarios para un hotel de cuatro estrellas. La Gerencia de Urbanismo ha concedido una licencia de obras para reformar un inmueble que se encuentra situado en la esquina de las calles San Jacinto y Condes de Bustillo con la finalidad de acoger diez habitaciones y un restaurante con una novedosa oferta gastronómica.

El uso hotelero se realizará en una decena de habitaciones que se dispondrán entre las plantas primera y segunda de un inmueble obra de Ramón Balbuena y Huertas que cuenta con gran similitud con el enclavado en el número 4 de Condes de Bustillo, del mismo arquitecto y fecha de construcción. El restaurante seguirá ubicado en la planta baja de un edificio que cuenta también con una planta superior transitable que será remodelada para convertirla en una terraza solarium. El promotor de la obra es Audentis Gestión S. L.

El inmueble es un ejemplo de la arquitectura regionalista sevillana con elementos decorativos tales como adornos y relieve de gran riqueza en su fachada, siendo de notable importancia su cerámica colorista fundamentada en el Renacimiento con grutescos, adornos florales y personajes variados.

El proyecto de obras con licencia concedida plantea una rehabilitación minuciosa, partiendo de la conservación y puesta en valor de todos los elementos constructivos y decorativos existentes, además del mantenimiento del ancho de los muros, los huecos abocinados, los techos de bovedillas, los suelos antiguos, los recercados, las cornisas, las cerámicas con escenas clásicas, y demás aspectos constructivos y decorativos de interés.

La partida para reformar la obra de Ramón Balbuena y Huertas es de 490.000 euros

La recuperación de todo el conjunto se plantea en dos fases. La primera abordará la rehabilitación de la planta baja donde se ubicará el nuevo restaurante. La segunda consistirá en la reforma de las restantes plantas para los diez apartamentos proyectados y la terraza solarium. La inversión prevista en todo el conjunto asciende a casi 490.000 euros.

A los apartamentos turísticos que se siguen construyendo en el edificio del antiguo Hotel Biarritz (antes San Sebastián), hay que sumar la obra que se desarrolla para la casa de viviendas que fue levantada para el Marqués de Monteflorido. Ambos inmuebles céntricos tienen en común la participación del arquitecto Aníbal González en su edificación hace casi un siglo.

Más avanzadas se encuentran las obras de apartamentos turísticos en la calle Martín Villa, que tendrán un total de 34 habitaciones. Los pisos de Rafael González Abreu contarán con 14 habitaciones tras pasar varios reformados por las caracolas de la Isla de la Cartuja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios