Urbanismo

Arrancan las obras en el Jardín de las Cigarreras que durarán 18 meses

  • La nueva zona verde ocupará una parcela de 15.000 metros cuadrados, aledaña a las instalaciones del Mercantil

Obras en el Jardín de las Cigarreras, junto al Puente de Los Remedios. Obras en el Jardín de las Cigarreras, junto al Puente de Los Remedios.

Obras en el Jardín de las Cigarreras, junto al Puente de Los Remedios. / José Ángel García

Una terreno baldío que se convertirá en jardín. El Puerto ha comenzado las obras en la parcela aledaña a las instalaciones del Mercantil (la P-3) para dotar a Los Remedios de una zona verde junto al río. Hasta ahora sólo se usaban para aparcamiento de autoridades para la Feria de Abril, debido a la cercanía con el real. Dicha circunstancia cambiará en breve.

El Puerto se los adjudicó a la promotora Jardín de las Cigarreras, cuyo nombre se debe, precisamente, al proyecto que se pone ahora en marcha. Ls trabajos requieren de una inversión cercana a los 25 millones de euros y durarán 18 meses. 

La parcela en cuestión tiene una superficie que supera los 15.000 metros cuadrados. De esta cantidad, el 80% se empleará en zonas verdes, donde prevalecerá el agua, la sombra y la vegetación. Este último componente se materializará tanto en árboles de gran porte, como en pérgolas y aleros con plantas colgantes. En su diseñoprevalecen los senderos que estarán exentos de barreras arquitectónicas

Cartel anunciador de la obra que ya ha comenzado en el Jardín de las Cigarreras. Cartel anunciador de la obra que ya ha comenzado en el Jardín de las Cigarreras.

Cartel anunciador de la obra que ya ha comenzado en el Jardín de las Cigarreras. / José Ángel García

En cuanto a los servicios que ofrece este jardín, el más destacable será el párkingcon 360 plazas que vendrá a paliar el déficit de aparcamiento que hay en este barrio, una de las exigencias que planteó el Ayuntamiento cuando trató con el Puerto el futuro de dicha parcela. Dentro de la zona verde destacan dos edificios. Uno más pequeño, de 800 metros cuadrados y totalmente integrado con la vegetación, destinado a actos culturales, mientras que otro de mayor extensión, de 8.000 metros cuadrados, acogerá instalaciones deportivas, como un gimnasio y una piscina.

Destaca en su diseño el empleo de elementos curvos acristalados que recuerdan la linterna del Faro de Chipiona, un guiño a este monumento de la localidad gaditana que pertenece a la Autoridad Portuaria y supone la entrada de las embarcaciones al Guadalquivir. En la cota de la dársena se habilitará un paseo fluvial en el que se construirán locales -que sumarán 800 metros cuadrados- para que en ellos se instalen bares y restaurantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios