Día Mundial de la Salud Mental

Asaenes celebra y reinvindica

  • La fachada del Ayuntamiento sirvió de escenario para la lectura de un manifiesto y la recogida de firmas

31 años después, la Asociación de Allegados de Enfermos Esquizofrénicos (ASAENES), sigue luchando. El cierre del centro psiquiátrico de Miraflores fue el comienzo de un camino que cada 10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental, les lleva a la calle para celebrar y reivindicar a partes iguales. "Hemos avanzado mucho, pero aún queda camino por recorrer", afirmó Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social del Ayuntamiento. Flores estuvo acompañando a Rocío Lozano, directora de Asaenes, en la fachada del Consistorio, donde tuvo lugar el acto.

Más de un centenar de personas se dieron cita en la Plaza Nueva para visibilizar los trastornos mentales que sufren miles de personas en la actualidad. Por ellos se instaló junto a las puertas del Ayuntamiento una mesa de recogida de firmas para que se garanticen los recursos y políticas que protejan la salud mental de las personas. La lectura de un manifiesto por uno de los miembros de la asociación y una proclama leída a coro por varios representantes políticos municipales acompañaron el emotivo acto, que se cerró con una sonora ovación.

Rocío Lozano fue la voz más reivindicativa del acto. Lozano, visiblemente emocionada, hizo hincapié en la importancia de la educación relacionada con los niños con trastornos mentales. Temática que ha utilizado la Organización Mundial de la Salud (OMS) para divulgar este especial día por todo el mundo. El lema Los jóvenes y la salud mental en un mundo en transformación ha sido el elegido por la organización para poner el foco en las edades más tempranas. Según la OMS, los trastornos mentales comienzan a presentar signos evidentes a partir de los 14 años, siendo el suicidio la segunda causa de muerte entre los 15 y los 29 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios