Sevilla

Medio millar de personas viven en la calle

  • Un estudio del Ayuntamiento de Sevilla señala que la mayoría de los 'sin techo' son hombres de entre 46 y 55 años.

  • Más de 200 ciudadanos duermen al raso.

Comentarios 1

Cerca de medio millar de personas viven en las calles de Sevilla. La mayoría de ellas son hombres de entre 46 y 55 años y se concentran en la zona del casco histórico, la Macarena y Triana, según anunció este lunes el delegado municipal de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, en la inauguración de las jornadas Retos en la Intervención en Personas Sin Hogar, que se celebran estos días en el Hogar Virgen de los Reyes.

La noche del 2 de noviembre, como adelantó este periódico, el Ayuntamiento de Sevilla realizó un diagnóstico a pie de calle de este colectivo para conocer realmente la dimensión del problema y el perfil de las personas sin hogar. En esta batida nocturna participaron 15 profesionales de la Unidad Municipal de Emergencias Sociales y Exclusión Social (Umies) y 150 voluntarios de Cruz Roja, Cáritas, Médicos del Mundo, Solidarios, RAIS Fundación, Proyecto Miguel de Mañara y Cristo Vive.

En total se diseñaron 49 rutas que cubrían todos los distritos de la ciudad. Cruz Roja se hizo cargo del distrito Macarena, con 11 rutas a pie en total. Cáritas recorrió siete rutas del distrito Triana, mientras que Médicos del Mundo bordeó la margen izquierda del río, desde la isla de Cartuja hasta San Juan de Aznalfarache. El resto de asociaciones se centraron en el casco antiguo y la Umies en la margen del río que va de San Jerónimo al puente del V Centenario, las salas de espera de hospitales, estaciones de trenes y autobuses y los parques públicos. También se llevaron a cabo rutas en coche por el distrito Norte, Bellavista-La Palmera, Cerro-Amate, Alcosa-Torreblanca, Nervión, San Pablo-Santa Justa y Sur.

Según este estudio, 444 ciudadanos viven en la calle, sin recursos económicos suficientes. De este total, 239 usaban esa noche los recursos municipales de acogida existentes y 205 dormían al raso o en espacios públicos. Desde el Ayuntamiento puntualizan que la noche del estudio, el 10% de las plazas de los centros municipales (que suman 250 plazas) estaban libres, por lo que estas 200 personas pernoctaron en la calle por libre elección, por haber sido expulsados por alguna infracción, por ingreso hospitalario o porque no procedía la acogida.

"El número de 444 es la realidad que nos encontramos y el reto al que nos enfrentamos", comentó este lunes Juan Manuel Flores. El edil recalcó que esta cifra "no sólo es inferior" a la de otras grandes ciudades del país, sino que está "muy por debajo" del criterio fijado por el Instituto Nacional de Estadística, que establece una persona sin hogar por cada 1.000 habitantes. Esto quiere decir que, para una población como la de Sevilla, con 693.878 ciudadanos, le correspondería 694 sin techo, según subrayaron desde el Consistorio.

Flores señaló que, aunque el colectivo de personas sin hogar es "cambiante" y su número "fluctúa", incluso según las estaciones del año, se trata de la primera "cifra real" y oficial de indigentes con la que cuenta Sevilla desde 2009, cuando RAIS Fundación llevó a cabo un estudio similar por encargo del gobierno local. Esta cifra de 444 personas, según Flores, es una "fotografía" de una noche concreta de un colectivo, pero de momento arroja un resultado que "desciende" respecto al recuento realizado en 2009 y que pone de manifiesto que por su población, Sevilla está "por debajo" del indicativo medio de ciudades en materia de número de personas sin hogar.

El casco histórico, la zona norte y Triana son los entornos de Sevilla donde más personas sin hogar fueron localizadas en este conteo. Esto coincide con la ubicación de la mayoría de los recursos sociales.

Con respecto al análisis sociodemográfico, en la mayoría de los casos son hombres (71,5%) de entre 46 y 55 años (46,3%). Este dato concuerda con el apuntado por el INE en el año 2012, el último dato disponible, que habla de un aumento de los sin techo mayores de 45 años y que sitúa la media de edad en 42,7 años. En cambio, el escaso número de menores de 25 años contabilizado la noche del 2 de noviembre no coincide con los aportados por otros estudios, que detectan un crecimiento de los jóvenes sin recursos y, por tanto, un rejuvenecimiento de la pobreza.

La mayoría de estos ciudadanos, además, cuentan con estudios primarios en el 44% de los casos y secundarios el 21% de los encuestados. También sufren problemas añadidos, como dependencias, depresiones o problemas de salud. Por otro lado, cerca del 77% de estas personas son de origen español y el 64% sevillanos.

Desde el Ayuntamiento se destaca el elevado porcentaje de personas empadronadas en Sevilla, cerca del 75%, lo que indica "la buena colaboración existente entre el Servicio Municipal de Estadística y los Servicios Sociales del Ayuntamiento", permitiendo una mejora en el acceso de las prestaciones sanitarias.

El objetivo de esta iniciativa -que fue llevada al Pleno por Participa Sevilla y responde a uno de los compromisos adquiridos por el PSOE para la investidura- también es buscar nuevas estrategias municipales para darles una respuesta integral y adicional a los recursos públicos habituales, como el albergue y los centros de alta tolerancia Virgen de los Reyes y Paseo Juan Carlos I, así como a través de acuerdos con otras entidades como el Centro Miguel de Mañara, el centro Antaris o la Fundación Atenea.

Flores confirmó que el Ayuntamiento pretende acometer de modo periódico estos recuentos, con el objeto de contar con información cada vez más precisa en cuanto a este colectivo. Así, la intención es volver a repetir la batida nocturna por todos los distritos de la ciudad en el primer semestre de 2017, antes del verano.

El último estudio oficial lo realizó en 2009 RAIS Fundación por encargo del Ayuntamiento de Sevilla. Fuentes del gobierno local aseguran que los datos de entonces son similares a los obtenidos este mes y que no se aprecia una "evolución ascendente", aunque no hace público los datos exactos.

Otras entidades sí han realizado más recientemente estudios similares, pero el Ayuntamiento no los considera oficiales. Según el Informe Nessun Dorma, elaborado por Voces Contra la Exclusión con fecha de 2014, 102 personas dormían entonces al raso. Tras varios años con una tendencia negativa (en 2010 había 253 personas sin techo), el estudio alertaba de un leve repunte tras los datos de 2012, cuando se contabilizaron 87 adultos. Desde Voces Contra la Exclusión Sevilla apuntaban entonces que estos datos había que interpretarlos con cautela, dado el "carácter intrínsecamente imperfecto del recuento", ya que se trata de un colectivo muy itinerante y cambiante en función de la época del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios