Infraestructuras

El BOE licita los trabajos previos a la sustitución de los tirantes del puente del Centenario en Sevilla

  • Se ha aprobado el proyecto de trazado del vial de conexión provisional del Puerto de Sevilla con la SE-30 para desviar el tráfico por aquí cuando se inicie la obra

  • La sustitución de los tirantes dotará al viaducto de la SE-30 de seis carriles

Puente del Centenario, un punto negro en el tráfico de la SE-30. Puente del Centenario, un punto negro en el tráfico de la SE-30.

Puente del Centenario, un punto negro en el tráfico de la SE-30. / Belén Vargas

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha licitado este martes los trabajos previos a la sustitución de los tirantes del puente del Centenario como obra necesaria para que este punto de la SE-30 pase a tener seis carriles y no cinco, como actualmente. El presupuesto base es de 5.311.996,68 euros.

Se ha aprobado el expediente de información pública y definitivamente el proyecto de trazado de la conexión provisional del Puerto de Sevilla con la SE-30. Se trata de las conexiones del by-pass entre las autovías SE-30 y SE-40 para desviar una parte del tráfico del Puente del Centenario, con objeto de proceder a la sustitución de sus tirantes.

El anuncio recoge las alegaciones admitidas durante el proceso de información pública. 

Características técnicas

La actuación consiste en una remodelación para mejorar el acceso al Puerto desde la calzada izquierda de la SE-30. Para ello se implanta un ramal directo entre esta calzada de la SE-30 y la carretera de la Esclusa, con una sección transversal de doble carril que lo dota de una adecuada capacidad de evacuación de tráfico, que se deriva hacia los puentes móviles de la Esclusa.

Se trata de una alternativa al paso por el Puente del Centenario, facilitando y compatibilizando la ejecución de la sustitución de los tirantes del Puente con el funcionamiento fluido del tráfico viario que usa este tramo a diario, superior a los 100.000 vehículos al día.

La importancia de las actuaciones que son necesarias para el desvío ha llevado a un diseño que se quedará como definitivo en sus viales principales.

La actuación consiste en una reordenación de accesos a las instalaciones municipales existentes en la Dehesa de Tablada, para lo que se proyecta un paso inferior bajo el nuevo ramal, un marco de hormigón armado de dimensiones de 15 x 5,5 m, por el que discurre el nuevo vial de acceso a la Dehesa de Tablada desde la carretera de la Esclusa.

El nuevo vial cuenta con una longitud ligeramente superior a los 2 kilómetros; amplía la SE-30 por el exterior en sus primeros 900 metros y se habilitan dos carriles de salida en lugar del único actual. A partir de este punto se desarrolla el nuevo ramal de conexión con la carretera de la Esclusa con dos carriles a lo largo de 1 kilómetro.

Entre otras medidas, se estudiará la mejora de la conexión del vial para la circulación de los coches de caballos con el viario urbano de la ciudad, se solicitará informe a la Dirección General de Costas sobre las consideraciones que estimen oportunas relativas a la mutación demanial de los terrenos de dominio público-marítimo terrestre que son de interés para la ejecución del proyecto y se realizará un estudio de inundabilidad que determine la afección al desagüe de las avenidas del río Guadalquivir. 

Una sustitución de los tirantes de 100 millones de euros

Este proyecto es el primer paso para mejorar uno de los puntos negros de la ronda de circunvalación de Sevilla. El puente del Centenario pasará, así, a tener de cinco a seis carriles, tres por sentido. Hasta ahora cuenta con dos por cada uno y uno reversible, en el centro del tablero, lo que provoca un estrechamiento peligroso en un viaducto que soporta gran cantidad de tráfico diario, al ser el nexo de unión entre los vehículos que proceden de las provincias orientales de Andalucía con Cádiz y Huelva. 

Las empresas Fhecor e Ideam -como adelantó Diario de Sevilla- se han encargado de redactar el proyecto constructivo de esta ampliación. La previsión del Ministerio de Fomento -antes del estado de alarma por el Covid-19- era que comenzara a ejecutarse este año y que el desarrollo de los trabajos tuviera una afección mínima en la abundante circulación del puente.

El presupuesto de sustitución de los tirantes y ampliación de un carril más por sentido tiene un coste estimado que oscila entre los 90 y 100 millones de euros, cantidad que supera la que suele generar una obra de tales características por la intensidad de las horas en las que se tiene que concretar la operación. 

La mejora del puente del Centenario -construido para la Expo'92- tendrá una segunda fase, que permitirá que cada sentido tenga cinco carriles. Para ello, se añadirán estructuras laterales que acogerán dos carriles cada una. Con tal fin, durante la primera parte de los trabajos se colocará una nueva viga que hará posible contar con este balcón, sin necesidad de poner tirantes en este añadido. 

Julio Martínez Calzón, ingeniero de camino que intervino en el diseño del puente, se mostró crítico con el proyecto al lamentar que la sustitución de los tirantes y las nuevas estructurales laterales no se ejecuten en una misma fase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios