Sevilla

Los Bomberos de Sevilla se refuerzan con un camión que facilitará el acceso a pisos altos

  • El vehículo tiene una escala de 42 metros, que servirá para sortear obstáculos en incendios y rescates

  • El delegado de Gobernación pide que no se alarme con los cerramientos de las barriadas

Vista de la plaza del Triunfo desde la escala de los Bomberos. Vista de la plaza del Triunfo desde la escala de los Bomberos.

Vista de la plaza del Triunfo desde la escala de los Bomberos. / Belén Vargas

Los Bomberos de Sevilla han incorporado a su flota un camión que permitirá llegar a los pisos más altos. El Ayuntamiento de la capital pretende garantizar así el acceso de los funcionarios del servicio de extinción a las viviendas ubicadas en las plantas superiores de los bloques de viviendas más altos de la ciudad en caso de incendio o rescate de personas atrapadas. El camión cuenta con una escalera que, desplegada, alcanza los 42 metros de altura. Casi la mitad de lo que mide la Giralda.

El Ayuntamiento de Sevilla presentó este miércoles el camión en un acto organizado junto a la Catedral y el Archivo de Indias. Invitó incluso a los fotoperiodistas a subirse en la cesta de la escala y tomar unas impresionantes fotografías aéreas del conjunto monumental de la capital andaluza. Lo hizo un par de semanas después de que uno de los incendios más importantes en lo que va de año pusiera a prueba a los Bomberos y al resto de servicios de emergencias de la capital.

Sucedió la madrugada del 29 de julio en la calle Ópalo, en el distrito Macarena, donde se declaró un fuego en una vivienda de una segunda planta. Las personas que residían en el piso donde se originó el fuego habían logrado salir por sus propios medios, pero en otros domicilios colindantes había personas atrapadas en los balcones. Mientras, el fuego avanzaba con enormes llamas y explosiones. Los Bomberos no podían llegar hasta el edificio porque una cancela metálica y una barrera, de las que delimitan el espacio de la barriada para que se use como aparcamiento, les impedían el acceso. Seis policías nacionales tuvieron que arrancar con sus manos ambos elementos para que así pudieran llegar los Bomberos y extinguir el fuego.

Un bombero, en la cesta de la escala a la altura de la Catedral. Un bombero, en la cesta de la escala a la altura de la Catedral.

Un bombero, en la cesta de la escala a la altura de la Catedral. / Belén Vargas

El episodio ha reabierto el debate sobre la seguridad y la necesidad de garantizar los accesos de los servicios de emergencias. No era una polémica nueva. El pasado mes de abril, IU y Participa Sevilla presentaron una moción en el Pleno del Ayuntamiento en la que pedían que se elaborara un estudio de los obstáculos para los camiones de Bomberos en todos los barrios, así como que se pusieran en marcha simulacros y campañas informativas a la población sobre qué hacer en caso de incendio.

La moción salió adelante con los votos de todos los partidos, pero pocas de estas medidas se han llevado a la práctica. La moción surgió a raíz de una queja de las entidades vecinales delParque Alcosa, y de la elaboración de un informe con las deficiencias y obstáculos que tiene este barrio para los servicios de emergencias, que elaboró el Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB).

El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, se refirió precisamente a este asunto y destacó el "importante esfuerzo para una modernización de una necesidad que hay en la ciudad" y explicó que "los planes de seguridad están más que hechos". "Los planes de autoprotección están preparados para las entradas en los edificios, así como en hoteles u otras infraestructuras importantes que se tienen en la ciudad, por lo que hay un plan de autoprotección, hay un plan de prevención, está la ficha perfectamente redactada por los bomberos y la ciudad en ese aspecto está segura".

El nuevo vehículo de los Bomberos, delante del Archivo de Indias. El nuevo vehículo de los Bomberos, delante del Archivo de Indias.

El nuevo vehículo de los Bomberos, delante del Archivo de Indias. / Belén Vargas

Se refirió también a las urbanizaciones con cerramientos y añadió que los bomberos llevan también todas las herramientas posibles para poder acceder, aunque admitió que se "se seguirá trabajando para mejorar". "No hay que causar alarma porque los bomberos hacen ese trabajo diario durante todo el año para tener un control sobre el mapa de todas las edificaciones de la ciudad", dijo el edil.

El nuevo camión servirá para sortear algunos de estos obstáculos, sobre todo los de las fachadas y los coches aparcados en doble fila, gracias a la escala extensible. Según el Ayuntamiento, el vehículo destaca por las nuevas tecnologías que se emplean en el desarrollo de su diseño, como el sistema automático de desplegado y recogida. Estas operaciones se harán ahora más rápido.

El camión incorpora una canasta de salvamento de 500 kilos de peso, que facilitará tanto el acceso de los Bomberos a los pisos altos como el rescate de personas obesas o con problemas de movilidad. También incluye un monitor de visualización y un sistema de extinción remoto que permite la dirección de los trabajos desde una distancia de seguridad. El camión estará operativo a finales del verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios