Contenido patrocinado por CSIF

CSIF protesta ante la Jefatura de Policía Local después de ocho meses sin aire acondicionado

  • El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento instó en mayo a cumplir la normativa vigente sobre la temperatura del inmueble tras las denuncias iniciales de diciembre

CSIF protesta ante la Jefatura de Policía Local después de ocho meses sin aire acondicionado

CSIF protesta ante la Jefatura de Policía Local después de ocho meses sin aire acondicionado / Archivo

CSIF ha llevado a cabo una protesta a las puertas de la Jefatura de la Policía Local de Sevilla con motivo de las altas temperaturas que sufren los agentes, debido a la persistente avería del aire acondicionado en este edificio municipal. La falta de respuesta del Ayuntamiento se prolonga desde hace más de ocho meses, por lo que los delegados de CIF reclaman al alcalde, Antonio Muñoz, y al delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, “una solución urgente” y tildan la situación de “insostenible”.

En diciembre del pasado año, el personal técnico de mantenimiento advirtió de este problema. La Jefatura procedió a comunicarlo a la Oficina Técnica de Edificios Municipales, sin que dicha gestión sirviera para resolver la incidencia. Ya en el mes de mayo, ante la notable alza de las temperaturas, el problema se agudizó, llegándose a registrar desde entonces “temperaturas de más de 30 grados en algunas unidades donde trabajan muchos funcionarios de policía”.

Los agentes se quejan de las condiciones laborales. Los agentes se quejan de las condiciones laborales.

Los agentes se quejan de las condiciones laborales. / Archivo

El pasado 12 de mayo, CSIF remitió diferentes escritos para poner en conocimiento del Delegado y del Jefe de la Policía Local lo que estaba sucediendo. “Les solicitamos una respuesta rápida y urgente, previendo lo que podía ocurrir”, afirma el delegado de CSIF en la Policía Local de Sevilla, Santiago Raposo.

Los delegados de Prevención del Ayuntamiento de Sevilla fueron informados del mismo modo por parte de CSIF, pero la respuesta de la Jefatura fue “colocar unos aires acondicionados portátiles, que no solucionaron el problema; más bien lo agravaron, ya que el aire caliente que expulsaban estos aparatos se introducía donde trabajaban los policías”.

El 23 de mayo, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Sevilla visitó las instalaciones afectadas y emitió un informe, en el que constató las altas temperaturas a las que estaban trabajando los agentes en el interior del edificio; todas ellas, superiores a las establecidas legalmente.

Agentes manifestándose. Agentes manifestándose.

Agentes manifestándose. / Archivo

En dicha comunicación, se instaba a los responsables de la Jefatura a implantar las medidas necesarias para poder desarrollar el trabajo, dentro de los límites establecidos por la legislación vigente (entre 17º C y 27º C). “Hasta la fecha, ni la Jefatura ni el propio Ayuntamiento han hecho nada, salvo reubicar a la Unidad de Transmisiones a otra sala, en la que padecen los mismos problemas”, subraya el responsable sindical de CSIF.

A día de hoy, más del 80% de edificio no dispone de aire acondicionado. “Se están viviendo situaciones muy complicadas; con las olas de calor que estamos teniendo desde entonces, resulta imposible estar dentro del edificio, un inmueble de cristaleras que no tiene ventanas”.

En el interior del edificio trabajan, además, “policías de segunda actividad, con enfermedades que podrían agravarse debido a la situación en la que están viéndose obligados a trabajar”, concluye el delegado sindical de CSIF.